•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Miguel Ángel Gálvez ordenó ayer la prisión provisional del expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina, acusado de liderar una red de defraudación conocida como “La Línea”.       

“Esta es únicamente prisión provisional y no preventiva”, aclaró Gálvez en la primera audiencia del caso y ordenó el traslado a una cárcel en el Cuartel Militar Matamoros, en la capital, de Pérez Molina, quien ayer dejó de ser presidente de Guatemala luego de que el Congreso aceptó su dimisión.       

El juez explicó que la medida de arresto provisional obedece al peligro de fuga y busca garantizar tanto la vida de Pérez Molina como que mañana continúe la audiencia de primera declaración del imputado.

El abogado del exmandatario, César Calderón, trató de impedir la prisión provisional al interponer un recurso, por considerar que se violaba la presunción de inocencia, pero el juez lo rechazó.

“Como presidente (Pérez) tenía amplios poderes que pudo haber utilizado, como medios aéreos y terrestres, para quedar fuera del alcance de la ley” y no lo hizo, destacó Calderón.   

“La prisión provisional es para garantizar la seguridad de Pérez Molina”, enfatizó el juez, que convocó para hoy la continuidad de la audiencia.

GARANTIZAR SEGURIDAD

La Fiscalía imputó este jueves a Pérez Molina los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.       
Pérez Molina es acusado por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo de la ONU, de dirigir una red de corrupción en el ente recaudador de impuestos, en complicidad con al menos 28 personas, incluida Roxana Baldetti, quien renunció a la vicepresidencia en mayo pasado y cumple arresto preventivo por el caso.   

El oficial de la Policía Nacional Civil (PNC, Julio Cordón), fue delegado por el juez para trasladar a Pérez Molina al cuartel Matamoros.
No quiso huir  

Pérez Molina aseguró que “si hubiera querido huir” del país lo habría hecho.   

“Si me hubiera querido ir del país, lo habría podido hacer. Incluso hace dos días o el mismo día de ayer. Pero siempre lo dije: voy a respetar el debido proceso y voy a dar la cara”, afirmó el mandatario a periodistas en el Juzgado B de Mayor Riesgo.

TERREMOTO POLÍTICO

La renuncia de Otto Pérez Molina y la investidura de Alejandro Maldonado como su sustituto generaron ayer un terremoto político en Guatemala a solo días de las elecciones generales del próximo domingo.

Las elecciones, convocadas el pasado 2 de mayo por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se llevarán a cabo el domingo en un país convulsionado por los acontecimientos y escándalos políticos de las últimas semanas, que llevaron finalmente a Pérez Molina a dimitir.    

Los 7.5 millones de guatemaltecos habilitados para emitir su sufragio asistirán a las urnas con el propósito de elegir a presidente y vicepresidente para el período 2016-2020, en un proceso electoral donde también se designará a 158 diputados, 20 legisladores al Parlamento Centroamericano y 338 corporaciones municipales.

Nuevo presidente pide renuncia a altos funcionarios

DECISIÓN • El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, pidió ayer la renuncia a todos los ministros, secretarios y altos funcionarios del Gobierno, en su primer discurso tras asumir el cargo en sustitución de Otto Pérez Molina, quien renunció para someterse a la justicia por corrupción.  

“Pido a todos los ministros, comisionados y altos funcionarios que pongan a disposición sus cargos para hacer las sustituciones necesarias que encajan con este gobierno transitorio”, manifestó ante el Congreso.   

Maldonado, de 79 años y quien se desempeñaba como vicepresidente de Guatemala, juró en el cargo de presidente ante el Congreso, tal y como lo establece la Constitución en caso de ausencia “absoluta o temporal” del presidente.   

En sus primeras palabras como jefe del Estado, Maldonado también invitó a los grupos sociales guatemaltecos a que le hagan propuestas “idóneas” a su gobierno, que culminará el 14 de enero de 2016.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus