•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina, imputado por un caso de corrupción aduanera que le obligó a renunciar a la primera magistratura, se emocionó hoy minutos antes de que iniciara la audiencia judicial en la que se espera preste su primera declaración.

A Pérez Molina se le escaparon unas lágrimas, que rápidamente se limpió, mientras aguardaba sentado en la sala del 14 nivel del Organismo Judicial, acompañado de dos abogados y ataviado con un traje oscuro, una camisa celeste y una corbata azul.

Desde su silla, Pérez Molina repitió a los periodistas que este viernes prestará su primera declaración y dijo que había descansado "poco", pero que había dormido mejor que el pasado miércoles.

El exfuncionario llegó temprano este viernes a la Torre de Tribunales con el fin de evitar a la prensa, después de pasar su primera noche en prisión provisional, la medida que dictó el jueves el juez del caso, Miguel Ángel Gálvez, dado el riesgo de fuga y para preservar su vida, según explicó el magistrado.

El expresidente fue imputado el jueves por la Fiscalía de los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) dicen tener pruebas suficientes de la implicación de Pérez Molina en la estructura de corrupción aduanera conocida como "La Línea".

Por este caso, otras 28 personas están en prisión, entre ellas la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien espera en una cárceles para mujeres a que un juez decida si hay motivos suficientes para enjuiciarla.

El inicio de la audiencia estaba programada para las 9:00 hora local (15:00 GMT) pero casi una hora después no había comenzado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus