•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) convocó a 7.5 millones de electores guatemaltecos para elegir hoy a las autoridades presidenciales, legislativas y municipales del período 2016-2020, tras una campaña en la que los protagonistas no fueron los candidatos y sus promesas, sino la corrupción del gobierno.

Guatemala ha vivido en los últimos días una jornada de reflexión en la víspera de unos comicios generales marcados por el caso de corrupción que en los últimos días de la campaña electoral obligó a dimitir y envió a prisión al presidente del país, Otto Pérez Molina.

Los guatemaltecos llegan a esta cita con las urnas cuando están en la cárcel los que en los últimos cuatro años fueron su presidente y vicepresidenta, Pérez Molina y Roxana Baldetti, respectivamente, en medio de una desconfianza generalizada en la legitimidad de las elecciones.

El abogado guatemalteco Frank La Rue, exrelator especial de la ONU sobre Libertad de Expresión (2008-2014), dijo ayer a Acan-Efe que las elecciones de hoy “van a ser un fracaso”, aunque consideró que son “impostergables”.

El procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Jorge de León Duque, denunció en declaraciones a Acan-Efe la existencia de grupos “antisistema” que pretenden boicotear las elecciones generales.

León advirtió de la posibilidad de que “ciertos grupos radicales” se manifiesten el día de los comicios y “cometan actos que inviten a la gente a no asistir, como boicotear los centros de votación, con quema de urnas, rotura de cerraduras o cualquier acción que interrumpa la marcha normal de la jornada”.

Cruzada de 5 meses

El pasado 16 de abril el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), emprendieron una “cruzada” contra la corrupción y la impunidad en el país centroamericano.

El proceso de investigación abierto llevó a prisión a Pérez Molina y a Baldetti, ambos acusados de liderar la red de corrupción aduanera “La Línea”, que según las autoridades defraudó millones de dólares al Estado.

  • Las medidas de seguridad para garantizar la tranquilidad del proceso electoral se reforzaron con más de 35, 000 policías y 19,000 soldados.

Para este mismo sábado, a través de las redes sociales se han convocado varias manifestaciones para exigir la suspensión de las elecciones.
Desde la una de la madrugada de ayer y hasta mañana lunes Guatemala puso en vigencia la Ley Seca que prohíbe la venta y consumo de licores, como contempla la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

La magistrada del Tribunal Supremo Electoral (TSE) María Eugenia Mijangos, hizo ayer un llamado a la población a respetar la ley para evitar incidentes antes y durante las votaciones.

Según una encuesta divulgada el pasado jueves, los opositores Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCCN-Nación), y Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Lider), encabezan la intención de voto con el 25 % y 22,9 %, respectivamente.
Si ningún candidato alcanza la mayoría de votos (50 por ciento más uno), habrá una segunda vuelta electoral el próximo 25 de octubre entre los dos más votados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus