•   Estrasburgo, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La central nuclear más vieja de Francia, situada en Fessenheim (este), que el presidente François Hollande había prometido cerrar antes de 2017, será clausurada finalmente en 2018, declaró este martes la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal.

EL retraso se debe a la puesta en servicio a finales de 2018 de un nuevo reactor nuclear, de tercera generación en Flamanville (noroeste), explicó Royal.

"Cuando Flamanville abra, Fessenheim deberá cerrar. Y Flamanville abrirá de aquí a 2018", declaró.

La semana pasada, el grupo Electricité de France (EDF) tuvo que anunciar el retraso de la entrada en funcionamiento del reactor de Flamanville al último trimestre de 2018 a causa de varias anomalías técnicas.

Es la cuarta vez que EDF aplaza la puesta en marcha del reactor de tercera generación, uno de los más potentes del mundo (1.650 megavatios), que debía entrar en servicio en 2012.

La planta nuclear de Fessenheim entró en servicio en 1977 con dos reactores de 900 megavatios cada uno.

La ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendricks, expresó por su parte su "decepción" ante este retraso.

Fessenheim está situada en la región de Alsacia, cerca de la frontera con Alemania.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus