•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estado de Virginia (EE.UU.) tiene previsto ejecutar el próximo 1 de octubre al reo salvadoreño Alfredo Prieto, condenado a muerte por tres asesinatos cometidos entre 1988 y 1990 y sospechoso de otros seis.

Prieto, de 49 años, fue detenido en California en 1990 por la violación y asesinato de Yvett Woodruff, una joven de 15 años, crimen por el que fue condenado a muerte en 1992.

  • Ya en prisión, las autoridades introdujeron el ADN de Prieto en una base de datos que vinculó al salvadoreño con un doble asesinato ocurrido en Virginia en 1988.


Rachael Raver y Warren Fulton, dos estudiantes de 22 años, desaparecieron en Washington la noche del 4 de octubre de 1988 y sus cuerpos fueron hallados dos días después en una zona inhóspita de Virginia.

Según los investigadores, Prieto asesinó de un disparo en la nuca a Fulton y disparó a Raver por la espalda mientras trataba de huir. Después la violó mientras se desangraba.

Prieto fue extraditado a Virginia en 2006 y condenado a muerte por ese doble asesinato en 2010.

Más allá de los crímenes de Woodruff, Raver y Fulton, las pruebas de ADN y de balística vinculan a Prieto con otros seis asesinatos en Virginia y California por los que no ha sido juzgado al acumular ya tres condenas a muerte.

En Virginia se le relaciona con la violación y asesinato en mayo de 1988 de Veronica Jefferson, de 24 años, así como con el asesinato de Manuel Semento, de 27, en septiembre de 1989.

A Prieto también se le vincula con un doble crimen ocurrido en Rubidoux (California), en mayo de 1990: el asesinato de Anthony Gianuzzi, de 21 años, y la violación y asesinato de Stacey Siegrest, de 19.

Finalmente se le acusa del asesinato de Lula Farley, de 71 años, y de su marido Herbert, de 65, en junio de 1990 también en California.

Su detención tras el crimen de Woodruff en septiembre de 1990 puso fin a la carrera delictiva del salvadoreño, que acumuló nueve asesinatos en poco más de dos años.

La ejecución de Prieto está prevista para el jueves 1 de octubre a las 21.00 hora local (01.00 GMT del viernes) en el Centro Correccional de Greenville, en la localidad de Jarratt.

En su protocolo, Virginia permite que los condenados a muerte elijan su método de ejecución entre la inyección letal y la silla eléctrica, una decisión que Prieto tendrá que comunicar la semana que viene.

La última vez que un preso fue ejecutado con silla eléctrica en Estados Unidos fue en enero de 2013, precisamente en Virginia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus