•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Expresidentes, gobiernos, legisladores y organismos de derechos humanos de América y Europa rechazaron ayer con calificativos como “injusta” e “infundada” la condena a más de 13 años de cárcel impuesta al dirigente opositor venezolano Leopoldo López por acusaciones ligadas a las protestas de 2014.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, se mostró ayer consternado por la “dura” y “preocupante” sentencia que recayó el jueves sobre López, quien está encarcelado desde febrero de 2014.

“Además, estamos preocupados por el derecho de López a un juicio justo, dado la información recibida sobre las irregularidades ocurridas durante su proceso, como la falta de evidencias para la acusación, el rechazo de testigos de la defensa, y los comentarios contra él expresados por altas instancias del Gobierno de Venezuela”, indicó Colville en Ginebra.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, también manifestó su preocupación por la “naturaleza política del proceso judicial y el veredicto, y el uso del sistema judicial venezolano para reprimir y castigar a los críticos del Gobierno”.

EE.UU. se pronuncia

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, demandó que López y “todos los presos políticos injustamente encarcelados” en Venezuela sean puestos en libertad.

“Me parece que es muy mala idea utilizar los tribunales de justicia para castigar ciudadanos por sus opiniones políticas. Lo fue en Sudáfrica con Mandela y lo es en la Venezuela de hoy”, declaró el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, a los periodistas tras un evento oficial.

Al ser preguntada por el caso López en una rueda de prensa, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió “respeto a las garantías procesales y a la libertad de todos” y que las elecciones legislativas convocadas en Venezuela para el 6 de diciembre sean “libres, justas, inclusivas y transparentes”.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe calificó de “infamia” el juicio al dirigente del partido Voluntad Popular (VP) y subrayó que “la esperanza de libertad de Leopoldo está en los días contados que le quedan a la tiranía”.

Condena injusta

Otro exgobernante colombiano, Andrés Pastrana, quien en mayo pasado trató sin éxito de entrevistarse con López en la cárcel, escribió en Twitter que “injustamente se ha condenado a un gran demócrata de América Latina”.

El expresidente del gobierno español Felipe González, quien meses atrás se ofreció como asesor jurídico de la defensa de López, afirmó ayer que “Venezuela se ha convertido en una dictadura de facto”. Es un país --dijo-- en el que el “presidente decide por el Parlamento y por la Justicia”.

La organización Human Rights Watch (HRW) consideró la condena impuesta a López “injusta” y a la vez reveladora del “deterioro extremo” que, a su juicio, sufre el Estado de Derecho en Venezuela.

Otro organismo de derechos humanos, Amnistía Internacional (AI), denunció la “absoluta falta de independencia judicial” de Venezuela, donde se ha emitido una condena “sin ninguna evidencia creíble”.

La líder del partido opositor peruano Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, expresó en su cuenta en Twitter su solidaridad con López, “un patriota... 
un luchador”.

El candidato a la Presidencia argentina Mauricio Macri, del conservador Propuesta Republicana (PRO), pidió que los presidentes de los otros países del Mercosur (Venezuela es miembro) “intercedan” para que se asegure el “resguardo y libertad” de López.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus