•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios países centroamericanos han perdido una gran parte de su cosecha de cereales por una prolongada sequía asociada al fenómeno de El Niño, lo que ha llevado a numerosos agricultores a necesitar ayuda, advirtió hoy la FAO.

En un comunicado, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) destacó que la producción se ha reducido severamente por segundo año consecutivo en la región, sobre todo en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Según las predicciones, la cosecha de maíz ha disminuido hasta un 60 % en ciertos países y la de frijoles, un 80 %, durante la  principal temporada del año, que va desde mayo hasta septiembre.

La FAO recordó que el Consejo Agropecuario Centroamericano -encabezado por los ministros de Agricultura- ha declarado el estado de alerta después de que cientos de miles de agricultores hayan sufrido la pérdida parcial o total de sus cultivos plantados para esta época del año.

La sequía asociada a El Niño, un fenómeno meteorológico caracterizado por el calentamiento anormal de las aguas superficiales en el Pacífico oriental, hace que se retrase la siembra, se reduzca la superficie sembrada y se frene el desarrollo de los cultivos.

Daños en la región 

"Los efectos de El Niño de este año son aún más profundos que los del año pasado", afirmó el economista del Sistema Mundial de Información y Alerta de la FAO Félix Baquedano, que instó a apoyar a los agricultores para que alcancen mayores rendimientos en la segunda temporada y recuperen parte de sus pérdidas.

Se espera que la sequía continúe hasta principios de 2016 y que los descensos de producción sean particularmente fuertes en El Salvador, cuyas pérdidas se estiman en 28 millones de dólares.

En las áreas más afectadas de Guatemala, las primeras estimaciones señalan que se habría perdido el 80 % de las cosechas, incluidas 55.000 toneladas de maíz, afectando a más de 150.000 familias.

En Nicaragua, la mitad del área total sembrada ha sufrido daños y en las zonas más afectadas la pérdida de cosechas ha sido total, según el comunicado.

Estos países centroamericanos han aumentado las importaciones de alimentos básicos de otras partes de América Latina para garantizar la disponibilidad de alimentos y la estabilidad de sus precios, si bien en El Salvador, Honduras y Nicaragua el maíz se vende a un precio muy superior al del año pasado, de acuerdo a la FAO.

Guatemala ha sido el único país de la zona que ha logrado que los precios bajen debido a las importaciones de México y un mayor suministro de la cosecha principal este año.

Con cientos de miles de familias afectadas por una grave pérdida de alimentos, los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua han comenzado a distribuir paquetes de ayuda agrícolas, que incluyen semillas, fertilizantes y bombas de riego.

La agencia de la ONU está apoyando a los países de la región para desarrollar planes de gestión, sistemas de alerta temprana y de adaptación a los efectos del cambio climático, así como para ofrecer ayuda directa a la producción de alimentos.

La recurrente falta de lluvias afecta especialmente al Corredor Seco centroamericano, un enorme territorio semiárido que abarca las costas pacíficas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus