•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos cinco muertos, un desaparecido y un millón de evacuados ha dejado el terremoto que golpeó el miércoles la zona central de Chile y que mantiene al país bajo alerta de tsunami, informó la madrugada de este jueves el subsecretario del ministerio del Interior, Mahmoud Aleuy.

"Lamentamos el fallecimiento de cinco ciudadanos chilenos, damos condolencias del gobierno a todos sus familiares (...) Tenemos una evaluación de evacuados de un millón de personas" en todo el país, dijo Aleuy al dar a conocer un informe aún preliminar sobre los estragos provocados por el sismo.

Aley dijo que se decretó zona de catástrofe para la provincia de Choapa, donde se localizó el epicentro del terremoto de 8,3 grados, lo cual implica que dicha región queda bajo mando militar y el Estado entrega mayores recursos a la localidad para atender la emergencia.

"Este es el sexto terremoto más fuerte de la historia de Chile y el más fuerte en lo que va del 2015 a nivel mundial" a nivel de su magnitud, destacó Aleuy.

[Te interesa: Movilizan familias de las comunidades costeras del Pacífico de Nicaragua]

La orden de evacuación por alerta de tsunami se mantenía en todo el borde costero de Chile, con excepción de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, en el sur.

Las clases fueron suspendidas en las poblaciones costeras de la región centro-norte, la más afectada, mientras que unas 245.000 familias se encontraban sin suministro de energía eléctrica.

Una decena de heridos y varias casas derrumbadas se reportaban en Illapel, un pueblo de 31.000 habitantes, ubicado a unos 230 km al norte de Santiago y muy cerca del epicentro del sismo.

En primera instancia, el Centro Sismológico Nacional (CSN) de Chile había anunciado que el terremoto tuvo una magnitud de 7,2 grados de magnitud, pero más tarde corrigió su estimación a 8,4 grados.

  • El Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS) lo situó en 8,3 grados de magnitud de momento.

Cerca de una veintena de réplicas, algunas de ellas muy fuertes, continuaban registrándose durante la madrugada del jueves y mantenían en alerta a la población.

"Este es el sexto terremoto más fuerte de la historia de Chile y el más fuerte en lo que va del 2015 a nivel mundial", agregó Aleuy.

El movimiento telúrico se sintió también en Argentina, especialmente en la zona fronteriza con Chile, pero también en su capital Buenos Aires, donde la población evacuó edificios.

Perú declaró un alerta de tsunami, pero la levantó una hora después.

  • En California, Estados Unidos, se declaró una advertencia de tsunami.

En Santiago, el sismo generó escenas de pánico y la evacuación de miles de personas de edificios, pero no generó cortes de energía ni daños mayores de infraestructura.

"Veníamos saliendo de nuestro edificio y comenzó a moverse todo muy fuerte. Fue tremendo, el piso se movió con mucha fuerza", relató Pablo Cifuentes, un habitante de Santiago a radio Cooperativa.

La cuprífera Codelco, la mayor productora de cobre del mundo con cerca del 11% del total mundial, informó que ni sus trabajadores ni sus operaciones sufrieron daños.

Chile es uno de los países con mayor riesgo de sismos del mundo y se caracteriza por estar bien preparado para enfrentar los terremotos.

Evacuaciones y daños

Tras la alerta de tsunami, la población fue evacuada en todas las ciudades costeras de la zona centro norte del país.

"La gente corría para todas partes, no sabíamos hacia donde correr", dijo Gloria Navarro, una habitante de la ciudad de La Serena, en el norte chileno, cuya costa fue evacuada.

La evacuación también se realizó en Isla de Pascua (a unos 3.750 km del continente) y el Archipiélago de Juan Fernández (a unos 670 km de tierra firme).

En la región de Coquimbo, donde el sismo se sintió con mayor intensidad, el oleaje del mar alcanzó la avenida costera, al igual que en la región de Valparaíso, 120 km al oeste de Santiago, según imágenes de la televisión.

  • Las autoridades indicaron que se esperaban más marejadas en el transcurso de la madrugada.

En la ciudad de La Serena, ubicada en esta región, se registraron daños de consideración en el centro comercial más importante de esa localidad, pero sin que se registraran víctimas.

Los servicios básicos funcionaron en Santiago, al igual que internet y la red de datos de los teléfonos celulares, mientras que el aeropuerto fue evacuado por orden de las autoridades y reabiertas horas después.

En el 2010, la zona central de Chile fue sacudida por un terremoto de 8,8 grados y un posterior tsunami, que dejó más de 500 muertos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus