•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Comisión Europea reiteró este jueves que si Cataluña se independiza de España quedaría fuera de la Unión Europea (UE) y debería volver a pedir su entrada al bloque.

"Es la posición de la Comisión Europea expresada en varias ocasiones. Si una región de un Estado miembro deja de ser parte de ese Estado, por la independencia de ese territorio, los tratados [de la UE] ya no se aplicarán a ese territorio", dijo el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas.

"Puedo confirmar la posición del presidente Jean-Claude Juncker", que en abril de 2014 se expresó en ese sentido en la prensa española, agregó.

"Es una posición que la Comisión continúa manteniendo y que fue establecida por el presidente [de la Comisión Romano] Prodi en 2004", agregó.

En 2012 la reiteró el entonces presidente de la Comisión José Manuel Barroso.

La región independizada "debería pasar por el proceso de adhesión para ser miembro de la Unión".

Esta posición es la misma que expresó la Comisión en relación a la independencia de Escocia.

Un think-tank próximo al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la Fundación Alternativas, advirtió el jueves en un informe que una secesión no acordada con España sería "contraria al propio derecho de la UE", que reconoce la integridad territorial de sus países miembros.

"Una declaración de independencia unilateral (...) haría prácticamente inviable que la Cataluña hipotéticamente separada de España pudiera no ya solo -si lo solicitara- ser admitida en la Unión, sino tampoco iniciar un proceso de negociación con la Comisión para llegar supuestamente a integrarse", dice su estudio.

Ademas, la fundación recuerda que es necesaria la unanimidad de los Estados miembros para entrar a la UE.

El viernes pasado, cientos de miles de personas reclamaron la independencia de Cataluña en las calles de Barcelona, el día en que comenzó la campaña electoral por las elecciones regionales anticipadas del 27 de septiembre.

Cataluña celebró en noviembre del año pasado un referéndum secesionista sin valor legal, cuya organización fue rechazada repetidamente por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, alegando que corresponde a España decidir sobre su unidad.

Pero en las últimas semanas, numerosas personalidades internacionales se pronunciaron también en contra de la independencia de Cataluña, o por una "España unida".

El martes, el presidente estadounidense Barack Obama expresó al rey Felipe VI su deseo de mantener una "relación con una España fuerte y unida".

Por su parte, a principios de mes, el primer ministro británico David Cameron advirtió a Cataluña de su exclusión de la UE si llegara a independizarse.

La OTAN se pronunció también este jueves en el mismo sentido que la Comisión Europea.

"Un territorio que se independiza de un Estado miembro de la OTAN no sería miembro automáticamente de la Alianza", dijo un portavoz.

"Debería seguir los procedimientos existentes en caso de que quisiese incorporarse a la OTAN", agregó recordando que los miembros de la Alianza pueden "invitar de manera unánime a cualquier otro Estado europeo" a incorporarse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus