•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los bancos españoles lanzaron este viernes la voz de alarma ante el riesgo de secesión de Cataluña a nueve días de unas elecciones cruciales, uniéndose a las numerosas llamadas al diálogo entre Barcelona y Madrid de empresarios y economistas.

En una declaración inédita, dos asociaciones de bancos y cajas de ahorro advirtieron ante "los riesgos que para la estabilidad financiera comportaría cualquier decisión política que quebrantara la legalidad vigente y conllevara la exclusión de la Unión Europea y del euro" de Cataluña.

El presidente de esta rica región del noreste del país, el independentista Artur Mas, cuenta con convertir las próximas elecciones regionales del 27 de septiembre en un plebiscito a favor o en contra de lanzar un plan para declarar en 18 meses la secesión de Cataluña.

La mayoría de sondeos publicados hasta el momento ofrecen a las dos listas independentistas una mayoría de escaños en el parlamento regional, suficientes según Mas para proceder con su plan.

Ante esta perspectiva, el mundo de negocios español salió del silencio mantenido en los últimos años de escalada de tensión entre Barcelona y Madrid.

Las últimas han sido las asociaciones bancarias AEB y Ceca, que agrupan gigantes del sector financiero español como Santander, CaixaBank, BBVA, Banco Sabadell y Bankia, así como entidades extranjeras: BNP Paribas, Citibank o HSBC.

En su comunicado, advierten que podrían verse obligados a "reconsiderar su estrategia de implantación" en Cataluña. Algunos solo tienen agencias o sucursales, pero otros como CaixaBank o Sabadell tienen sus sedes.

La consecuencia inmediata sería una "reducción de la oferta bancaria y, con ello, de exclusión financiera y encarecimiento y escasez del crédito" para particulares y empresas, advierten los bancos tomando partido en medio de un feroz debate político.

 

- Reanudar el diálogo -

 

Este anuncio hizo caer brevemente la bolsa de Madrid por debajo del 3%, símbolo del nerviosismo de los inversores.

No son los únicos inquietos. Una veintena de economistas, empresarios y presidentes de federaciones patronales firmaron el martes un manifiesto en favor de una España unida en las páginas del periódico económico Expansión.

Una ruptura tendría dramáticas consecuencias económicas tanto para Cataluña como para el resto del país, que apenas sale de una profunda crisis y se enfrenta todavía con una tasa de desempleo superior al 22%, explican.

Cataluña representa un 19% del Producto Interior Bruto (PIB) español y es responsable de una cuarta parte de sus exportaciones.

Su salida del país provocaría "una deslocalización de empresas, así como una caída de las inversiones, del PIB, de la renta per cápita, del nivel de empleo y, en definitiva, del bienestar social", señaló el viernes el Círculo de Empresarios, una patronal que representa grandes grupos españoles e internacionales con sede en Madrid.

En Barcelona, la patronal llama a los dirigentes políticos a evitar por todos los medios una secesión unilateral y reemprender un diálogo casi inexistente desde hace tres años.

"Queremos trasladar a los gobernantes que sean capaces de recuperar el diálogo que tienen roto desde hace tres años, que inicien una negociación y que sean capaces de alcanzar un pacto en el plazo de seis o doce meses", dijo Joaquim Gay de Montellà, presidente de la principal patronal catalana Foment del Treball, en una entrevista con la AFP.

El ministro de Economía Luis de Guindos, que trata de tranquilizar a los inversores, realizará una gira por las principales agencias de calificación en un viaje a Londres, Nueva York y Washington la próxima semana.

"Nuestro mensaje a los inversores es que no habrá independencia", señaló en una entrevista en el Financial Times.

De Guindos explica el endurecimiento de las condiciones de financiación de España en los mercados internacionales por "la incertidumbre política alrededor de las elecciones legislativas" españolas previstas en diciembre, marcadas por el ascenso de la izquierda radical de Podemos y "no por Cataluña".

Los conservadores del Partido Popular en el poder pueden perder la mayoría tras ese escrutinio y ser reemplazados por un gobierno de coalición, en principio de izquierdas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus