•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, destacó ayer la urgencia por lograr un enfoque conjunto ante la crisis de refugiados que atraviesa la Unión Europea (UE) y advirtió a los líderes comunitarios de que ningún país “permanezca al margen” de esa solución.

“Nadie debería mantenerse al margen porque entonces seremos incapaces de construir nuestra respuesta europea basada en la unidad y la responsabilidad”, indicó Tusk en la carta enviada a los jefes de Estado y Gobierno de la UE, en la que los invita formalmente a la cumbre extraordinaria convocada para el próximo día 23 a fin de abordar la actual crisis.

En esa reunión, convocada de urgencia, los países intentarán llegar a un “consenso” sobre la propuesta para reubicar a 120,000 personas, en su mayoría procedentes de Siria.

“La crisis que estamos presenciando todos es una prueba de nuestra humanidad y responsabilidad. Causa muchas tensiones y acusaciones entre políticos y ciudadanos europeos”, reconoció Tusk.

Añadió que, “como europeos, no estamos logrando actualmente gestionar nuestras fronteras exteriores comunes, y destacó que varios Estados miembros han decidido “protegerse cerrando las suyas nacionales”.

“La protección de la comunidad europea es nuestro primer deber y obligación y hemos fracasado en ese frente. Durante demasiado tiempo nuestras discusiones se han centrado en derivar la responsabilidad a otros”, señaló.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus