•   Coquimbo, Chile  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los chilenos enfrentaron el viernes la tarea de recoger escombros y volver a levantarse tras una catástrofe, esta vez luego del potente terremoto de 8.4 grados y posterior tsunami que dejaron 13 muertos, seis desaparecidos y afectaron la producción pesquera de una amplia zona.

En el puerto de Coquimbo, unos 450 kilómetros al norte de Santiago, y la vecina y turística ciudad de La Serena, las zonas más afectadas por el sismo de la noche del miércoles, lugareños apoyados por militares limpiaban la playa y las viviendas afectadas por el agua.

MÁS MUERTOS

“Ya dimos vuelta la página, siempre pasa así: como si nada hubiera pasado al otro día”, dijo a la AFP Francisco García, un paramédico de 24 años, mientras recorría la playa de La Serena, donde varios locales comerciales quedaron destruidos por la furia del mar.

En tanto, la cifra de muertos aumentó a 13, mientras que seis personas estaban desaparecidas y otras 1,500 damnificadas, informó Mahmud Aleuy, viceministro del Interior, en el último informe de la catástrofe entregado la noche del viernes en Santiago.

Asimismo, hay 262 inmuebles destruidos y más de 24,000 familias aún no tenían energía eléctrica.

La presidenta Michelle Bachelet viajó por segundo día consecutivo a la región de Coquimbo junto a una comitiva de ministros para visitar las comunidades aledañas que también sufrieron por la catástrofe.

“Vamos a seguir viniendo para dar el apoyo que esta región necesita. Vamos a seguir trabajando hasta que las zonas más afectadas puedan salir adelante”, declaró la mandataria a medios locales en la comuna de Combarbalá.

Olas de casi 4.5 metros azotaron a varias comunas de Coquimbo, arrastrando barcos, botes de pesca, camiones, autos y desechos de casas y puestos callejeros del borde costero.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus