•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos está dispuesto a recibir 15,000 refugiados más de los previstos en 2016 y a llegar a los 100,000 en 2017, anunció ayer el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en Berlín, sin precisar, sin embargo, qué contingente de ellos procederá de Siria.

El propósito de Estados Unidos es acoger el próximo año hasta 85,000 refugiados de todo el mundo --en lugar de los 70,000 actuales-- y situarse en los 100,000 al año siguiente, indicó Kerry, tras reunirse en la capital alemana con su homólogo Frank-Walter Steinmeier.

Seguridad

El secretario de Estado agradeció la “generosidad ejemplar” mostrada por el gobierno alemán en la acogida de refugiados y señaló que su país tiene que atenerse “a la estrictas normas de seguridad” (establecidas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001) para la recepción de estos contingentes.

La reunión en Berlín entre ambos titulares de Exteriores se da como parte de la gestión, por parte de Kerry, para establecer una cooperación militar con Moscú para combatir el terrorismo yihadista del Estado Islámico (EI) y, por parte de Steinmeier, de buscar soluciones globales a la ola de refugiados que llegan a Europa.

“Se trata de resolver el problema (de los refugiados) de raíz”, dijo Kerry, lo que a su parecer pasa por una “solución política al conflicto de Siria”, por la vía de una transición hacia un Gobierno “sin (el presidente sirio, Bachar) al Asad”.

“Es ilusorio imaginarse que puede haber esa solución por todos deseada con al Asad”, añadió Kerry, quien insistió a continuación en que los esfuerzos, tanto de Moscú como de Washington y restantes aliados, debían centrarse en combatir al EI.

Steinmeier apuntó, a este respecto, a la necesidad de incluir a Turquía, Arabia Saudí, Irán y Rusia en esa búsqueda de una solución política al conflicto sirio que acabe con el “drama humanitario” de los refugiados.

Marea de refugiados

Mientras tanto, el corredor informal para refugiados de Oriente Medio desde el sureste de Europa hasta los países occidentales de la Unión Europea siguió funcionando ayer por tercer día consecutivo.

Aunque todos los gobiernos implicados --el croata, el esloveno, el húngaro y el austríaco-- niegan explícitamente que exista un acuerdo al respecto, los números hablan por sí mismos.
Desde el pasado miércoles entraron en Croacia 27,000 refugiados a través de la frontera serbia, mientras que Austria había registrado solo en el fin de semana la llegada de unas 20,000 personas en sus fronteras, sobre todo con Hungría.

Allí, los refugiados son repartidos por distintas regiones del país alpino, para seguir su viaje hacia Alemania, el destino preferido de la enorme mayoría de los refugiados.

Otros 13 sirios mueren al naufragar su bote

Accidente • Al menos 13 refugiados sirios --entre ellos seis menores-- murieron ayer y otros 13 estaban desaparecidos al hundirse el bote neumático en el cual viajaban, tras colisionar en aguas del Egeo con un barco de pasajeros turco.

Los refugiados partieron de la localidad turca de Ayvacik en dirección a la isla griega de Lesbos cuando un ferry turco chocó con la lancha, en la que viajaban 46 personas, informó la agencia de noticias Dogan.

Los servicios de rescates turcos, apoyados por un helicóptero de la agencia europea Frontex, rescataron a 20 personas con vida y recuperaron 13 cadáveres, mientras que otras 13 personas siguen desaparecidas.

Según el relato de los refugiados rescatados, en su embarcación viajaban 46 personas.

Ese fue el segundo naufragio ayer de una embarcación con refugiados en aguas del Egeo, después de que 26 personas desaparecieran por la mañana ante las costas de Lesbos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus