•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

El papa Francisco formuló este jueves un llamado a la vigilancia contra "cualquier tipo de fundamentalismo de índole religiosa o del tipo que fuere", y evitar la tentación del "reduccionismo simplista" de dividir la realidad entre buenos y malos.

En un histórico discurso ante el Congreso estadounidense, el papa sostuvo que "combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de la religión" y al mismo tiempo proteger la libertad de las religiones constituye un "delicado equilibrio" que requiere del trabajo de todos.

El papa Francisco advirtió hoy ante el Congreso de que "ninguna religión es inmune a diversas formas de aberración individual o de extremismo ideológico".

"Combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología, o un sistema económico y, al mismo tiempo, proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar", agregó.

Bergolio se refiere a los inmigrantes

Asimismo, en su discurso, el papa expresó que la "crisis de refugiados" sin precedentes desde la II Guerra Mundial y el drama de los inmigrantes en el continente americano representan "grandes desafíos y decisiones difíciles".

A esa situación, apuntó el pontífice, se suma en el continente americano "las miles de personas que se ven obligadas a viajar al Norte en búsqueda de una vida mejor para sí y para sus seres queridos, en un anhelo de vida con mayores oportunidades".

Para el pontífice argentino, es necesario no dejarse "intimidar por los números", y adoptar una respuesta que sea "justa y fraterna", de forma de adoptar la norma de tratar "a los demás con la misma pasión y compasión con que queremos ser tratados".

Se estima que 11 millones de inmigrantes viven en Estados Unidos en situación irregular, en su mayoría provenientes de países de América Latina.

Contra la pena de muerte

El papa Francisco reiteró este jueves con fuerza su oposición a la pena de muerte en el mundo, durante su histórico discurso en el Congreso, donde la gran mayoría de los legisladores está a favor de la pena capital.

La "certeza" de que "tenemos que custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo" (...) "me ha llevado, desde el principio de mi ministerio, a trabajar en diferentes niveles para solicitar la abolición mundial de la pena de muerte", dijo el pontífice argentino ante los representantes de un país que practica varias ejecuciones al año.

El papa viajará luego a Nueva York para pronunciar un discurso durante la Asamblea General de la ONU y presidir una ceremonia ecuménica en el World Trade Center.

 

 

 

 

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus