•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

América Latina y El Caribe es la región con mayor fecundidad adolescente en el mundo después del África subsahariana, según un estudio hecho público hoy en Guatemala por Unicef y la organización Plan.

En la región, una tercera parte de los embarazos corresponden a menores de 18 años y, de ellos, casi un 20 por ciento son de menores de 15, reveló la investigación.

Bajo el título "Vivencias y relatos sobre el embarazo en adolescentes. Una aproximación a los factores culturales, sociales y emocionales a partir de un estudio en seis países de la región", el informe pretende explicar los factores que contribuyen a las altas tasas de embarazo.

Según este, en estas edades el embarazo "suele ser producto" de la violencia sexual, dado que las adolescentes están "expuestas a condiciones de alta vulnerabilidad, entre ellas a varios tipo de violencia y riesgos.

Como causas subyacentes de esta situación, el documento señala el matrimonio infantil, la desigualdad de género, los obstáculos a los derechos humanos, la pobreza, la violencia y la coacción sexual, la falta de acceso a educación y a servicios de salud reproductiva o la ausencia de una educación sexual adecuada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que solo en el transcurso de 2002 alrededor de 150 millones de niñas adolescentes fueron víctimas de sexo forzado y otras formas de violencia sexual.

Con el propósito de visualizar esta problemática, durante el año 2013 se realizaron seis estudios "cualitativos", que no cuantitativos, en contextos rurales, indígenas, afrodescendientes y periurbanos de Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras, Paraguay y República Dominicana.

En general en la región, una de cada tres jóvenes es madre antes de cumplir los 20 años y entre los países con más porcentajes de madres jóvenes están Nicaragua (28%), Honduras (26%), República Dominicana (25%), Guatemala y El Salvador (24%), Ecuador (21%) y Bolivia y Colombia (20%). Solo en Guatemala, el 52 por ciento de la población tiene menos de 20 años de edad y el 76 por ciento menos de 30.

En el año 2014, el país centroamericano vivió más de 5.199 partos de niñas menores de 14 años y 74.000 en adolescentes, de 15 a 19 años.

Durante el mismo período, agrega, se dieron 7 muertes maternas de niñas entre 13 y 14 años y 37 muertes en adolescentes de 15 a 19.

El representante de Unicef, Christian Skoog, dijo que este tema "tan importante y tan doloroso" es un "drama humano" que viven infinidad de niñas que no están preparadas ni física ni psicológicamente para tener relaciones sexuales y menos un bebé.

"Como sabemos, con frecuencia el embarazo adolescente es producto de una violación. Cada día en Guatemala nacen 14 niños y niñas de menores de edad", sostuvo a la vez que ponía como ejemplo a una joven identificada como "María", que perdió su "infancia, inocencia y dignidad" al quedarse embarazada.

En la mayoría de los casos, agregó, estas violaciones, al igual que en el caso de María, son cometidas por "un familiar cercano", que a través de amenazas e intimidaciones, impide que la menor denuncie.

Así, Skoog hizo un llamado al Gobierno y al Congreso para que "cumpla con sus obligaciones" y vele por prevenir y proteger los derechos de los infantes.

Por su parte, José Campang, gerente de programas de Plan en Guatemala, tildó de "drama" el embarazo adolescente, porque se violentan los derechos tanto de la madre como de los niños y abogó porque los actores aboguen por sus necesidades.

En medio del proceso electoral que vive Guatemala, Campang pidió que el nuevo Gobierno que asuma la Presidencia se comprometa con este objetivo y que implante programas de atención integral para las niñas a nivel nacional, sobre todo en las áreas rurales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus