•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Malala Yusafzai, la joven paquistaní premio Nobel de la Paz 2014, llamó el viernes a los líderes mundiales a hacer más por Siria, indicando que el ahogamiento del niño sirio en una playa turca mostró que el mundo "perdió la humanidad".

La joven de 18 años, a quien los talibanes dispararon en 2012 por asistir a la escuela, señaló que está tan molesta por los abusos contra niñas a manos de extremistas en Siria e Irak que ha dejado de mirar los informativos.

Pero vio y la persigue la imagen de Aylan Kurdi, el niño sirio cuyo cuerpo fue hallado en una playa turca y cuya imagen se convirtió en emblemática del riesgoso éxodo de refugiados que buscan una nueva vida en Europa.

"Perdimos la humanidad ese día en el que (...) un niño no es bienvenido en ninguna parte", dijo a periodistas en las Naciones Unidas.

"Es importante que la gente abra sus corazones y su tierra a las personas que ahora necesitan más apoyo y el derecho a vivir", añadió.

Malala llamó a los líderes mundiales a imaginar a sus propios hijos sufriendo los abusos del movimiento yihadista Estado Islámico (EI), que ha esclavizado sexualmente a las niñas de los grupos minoritarios.

"Lo primero es que los líderes mundiales necesitan tomarse más en serio todos estos temas", indicó Malala, que estaba junto a cuatro niñas, incluida una refugiada siria.

"Deberían pensar en sus propios hijos", enfatizó.

La ganadora más joven del premio Nobel de la Paz no ha regresado a Pakistán en los últimos tres años debido a preocupaciones sobre su seguridad, y estudia actualmente en Birmingham, en Inglaterra.

Llegó a Nueva York para la adopción de una nueva y ambiciosa agenda de la ONU para el desarrollo, que aspira a acabar con la pobreza en 2030.

"Nunca pierdo un día de clases a menos que sea por una buena causa y esto realmente trae cambios", aseguró.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus