•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, considera que el problema de emigración y violencia de Centroamérica debería tener “un abordaje regional” e invitó a otros países de Centroamérica a compartir los objetivos del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Este plan, que ahora mismo forman Honduras, El Salvador y Guatemala y que ha sido una de las piezas clave del Gobierno de Hernández, busca frenar la masa de emigrantes que abandonan los países de Centroamérica por la pobreza, el narcotráfico, la violencia de las maras (pandillas) y los efectos del cambio climático.

“En el camino sentimos que Nicaragua, que Costa Rica, aún Panamá miran que esta iniciativa debería de ser regional, en el sentido de Centroamérica. El tema de expulsión de compatriotas debido a la violencia que genera el narcotráfico y a la pobreza y ahora el clima debe ser un abordaje regional”, aseguró en una entrevista.

En el marco de la cumbre de desarrollo que tiene lugar en las Naciones Unidas hasta este domingo, Hernández recordó la crisis que el pasado año provocó la llegada de miles de menores indocumentados a las fronteras estadounidenses y que llegó a implicar el movimiento del 9 % de la población de los tres países de la alianza.

RESPONSABILIDAD

Con una reducción de estas cifras -aunque reconoció un repunte en los dos últimos meses- aseguró que, después de que Barack Obama haya solicitado al Congreso 1.000 millones de dólares para esta problema, queda pendiente “un trabajo importante con congresistas y senadores” para darles un mensaje “bien básico, sencillo pero también franco”.

Este se basa en “un principio de corresponsabilidad, compartida pero diferenciada. Honduras es responsable en alguna medida de lo que pasa en el tema migratorio, de violencia, de pobreza, sí, y lo asumimos y estamos trabajando”.

En lo que respecta a su parte, reconoce, tras un comienzo de siglo XXI convulso -con, entre otros acontecimientos políticos, el golpe de Estado de 2009- el país necesita un refuerzo de las instituciones, lograr “una Justicia más efectiva, más pronta” y “oportunidades a través de un sector privado que crezca y que sea más competitivo”, explicó, y habló de su plan de reformas sociales llamado “Vida Mejor”.

“EE.UU. ES RESPONSABLE”

Pero añadió: “también Estados Unidos es responsable, porque aquí se consume la droga que genera un tráfico por Centroamérica y que es un detonante de entre el 80 y 90 por ciento de la violencia en la región”, aseguró.

El mismo razonamiento, prosiguió, es aplicable al cambio climático. “Honduras no es la responsable de esta debacle mundial. Son los países que más han contaminado y que no han tomado medidas”, dijo. Por ello, recordó que es injusto que el efecto del cambio climático sea “trágico” en Centroamérica, donde más devastadores han sido sus consecuencias, recordando que la agencia German Watch situó a Honduras como el país más afectado por la nueva climatología.

Hernández citó que el país, con el fenómeno El Niño, ha sufrido “la sequía por dos años consecutivos, más de 146 municipios de 298 han sufrido un impacto. Se han muerto los cultivos, tenemos agua en menos cantidad o incluso en otros no tenemos agua”. Además, citó la plaga del gorgojo, pájaro que ataca al tronco del pino y que ha destruido el 7 % de los bosques de coníferas hondureños.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus