•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La democracia en Latinoamérica "está en riesgo" debido a la violencia, el crimen organizado y la debilidad institucional, y tiene pendiente combatir la corrupción, la impunidad y la exclusión social, coincidieron hoy expertos de la región en Honduras.

Para la ecuatoriana María Paula Romo, exdiputada y directora del grupo Movimiento Ruptura, la calidad de la democracia "está en riesgo" en América Latina debido a que la violencia y el crimen organizado han puesto "en juego y en duda" la capacidad de los Estados para crear condiciones de convivencia democrática, de paz y de bienestar.

América Latina también enfrenta problemas graves, entre los que figuran la corrupción, la impunidad y la debilidad institucional, indicó Romo en declaraciones a Acan-Efe, al señalar que en la región también hay "un gran desencanto" con algunos sectores políticos.

"En América Latina hay temas que se relacionan a los derechos de las minorías, de quienes son tratados como ciudadanos de segunda, temas de derechos de mujeres, de los indígenas, de los jóvenes, de la diversidad sexual, hay varios de estos temas que constituyen una alerta" para la democracia, subrayó la ecuatoriana.

Romo, quien participó este martes en Tegucigalpa en el Foro: "Alerta Democrática: Escenarios para el futuro de la democracia en América Latina", dijo que hay "mucho que hacer" para fortalecer la democracia.

Para ello, destacó que se deben "evitar" las reformas que llevan a "flexibilizar los límites al poder", porque eso, en su opinión, "es un claro retroceso democrático", así como se debe garantizar el respeto a los derechos humanos.

Aseguró, además, que es "vital" el combate a la corrupción y la impunidad, y fortalecer las instituciones para garantizar la democracia.

"Cuánta corrupción aguantan nuestras democracias, cuánto podemos seguir confiando en un sistema que se muestra tan corrompido, un sistema en donde podemos ver que hay decisiones que se toman para beneficiar intereses particulares y no para beneficiar a la mayoría de la población", cuestionó Romo.

La ecuatoriana defendió los "avances" en la reducción de la pobreza en América Latina, pero alertó que se "está acabando un ciclo económico", que en muchos países se ha caracterizado por "la bonanza" y, ello, pondrá a prueba qué "tan sostenibles" han sido estas medidas para disminuir el número de pobres.

En la misma línea se pronunció el mexicano Miguel Pulido, director ejecutivo del Centro de Análisis e Investigación Fundar, quien indicó a Acan-Efe que la situación de la democracia en América Latina es "compleja".

Destacó que al analizar la evolución de este sistema en la región hay que "reconocer importantes avances", entre ellos que "ha generado estabilidad en muchos países" y "ha permitido el intercambio de poder de manera pacífica".

Sin embargo, Pulido señaló que América Latina "tiene muchos pendientes", algunos de ellos "graves y críticos", por lo que instó a los Gobierno a atenderlos de manera "urgente".

A su juicio, los principales riesgos que afronta la región para fortalecer su democracia es la "infiltración de la delincuencia organizada" en sus instituciones.

La región debe reducir "las desigualdades extremas, la exclusión de algunos sectores y la discriminación de poblaciones indígenas", subrayó Pulido.

La activista guatemalteca Otilia Lux de Cotí, exparlamentaria y dirigente del Partido Movimiento Winaq de Guatemala, dijo por su parte a Acan-Efe que la democracia está "vulnerable" por la corrupción imperante que se ha dado durante años en la región.

"Tenemos que luchar por la democracia transformadora" y por el combate a "la violencia estructural", subrayó al pedir a los Estados "más transparencia y cero corrupción".

La activista, presidenta del Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) aseguró que los ciudadanos quieren "vivir en una democracia en movilidad, ya no queremos una democracia muerta o en agonía, no queremos una democracia coartada por la mafia, eso no puede seguir, esas estructuras hay que abolirlas".

En América Latina es posible "castigar a corruptos, trabajar por la transparencia y es posible no fomentar esa desigualdad entre pobres y ricos", enfatizó Lux de Cotí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus