•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fiscalía suiza transfirió a Brasil su investigación al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por supuesto lavado de dinero y corrupción, después de bloquearle valores de cuentas a su nombre y de sus familiares en el país europeo.

"El Ministerio Público de Suiza envió a Brasil este miércoles, 30 de septiembre, los autos de investigación contra el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por sospechas de lavado de dinero y corrupción pasiva", informó la fiscalía brasileña en un comunicado.

El anuncio es formulado un mes después de que el ministerio Público del país sudamericano acusara al influyente presidente de la Cámara de Diputados, y enemigo frontal de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, de haber recibido sobornos en el escandaloso fraude a Petrobras.

"Las informaciones del MP de Suiza relatan cuentas bancarias a nombre de Cunha y familiares. Las investigaciones allí se iniciaron en abril de este año y hubo bloqueo de valores", continúa el escrito, que no informa de las cantidades.

Con el envío de sus investigaciones a la fiscalía brasileña, las autoridades suizas renuncian a su jurisdicción sobre el caso, que pasa ahora a competencia del Supremo Tribunal Federal en Brasilia por tratarse de un político con fueros.

"Por ser brasileño nato, Eduardo Cunha no puede ser extraditado a Suiza. El instituto de transferencia de proceso es un procedimiento de cooperación internacional en el que se asegura la continuidad de la investigación o proceso al verificar la jurisdicción más adecuada para la persecución penal", explica el comunicado.

El jefe de la Cámara de Diputados es uno de los políticos más poderosos de Brasil, que maneja la agenda política del país y mantiene una guerra abierta con el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff desde que la justicia hizo público el testimonio de un acusado en el gigantesco escándalo de corrupción en la estatal Petrobras que declaró haberle pagado un soborno.

La tensión recrudeció cuando, a finales de agosto, la fiscalía brasileña le acusó de los mismos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero en las primeras denuncias a políticos protegidos por fueros en la que es ya la mayor trama corrupta descubierta en la historia del gigante sudamericano.

El ministerio público le acusó entonces de haber recibido sobornos por al menos USD 5 millones para viabilizar la construcción de dos navíos sonda de Petrobras entre 2006 y 2012.

El escándalo en la petrolera estatal, que costó más de 2.000 millones de dólares a Petrobras, ha marcado la convulsionada agenda de Brasil este año. Cada nueva revelación produce una sacudida política por sus vinculaciones con la élite empresarial y política del país.

De acuerdo con la investigación, las principales constructoras de Brasil formaron un cártel para manipular licitaciones de Petrobras mediante el pago de sobornos a directivos de la estatal vinculados a partidos políticos, que luego eran distribuidos entre los confabulados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus