•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un equipo de expertos en explosivos del Gobierno estadounidense apoyarán a la Fiscalía salvadoreña en la investigación sobre la explosión en un depósito de armas registrada el lunes y que dejó al menos 6 militares heridos y 3 desaparecidos, informó ayer la embajada de EE.UU.

Los mismos son parte del Equipo de Respuesta Internacional (IRT) de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) del Gobierno de los Estados Unidos, quienes llegarán a El Salvador el próximo 1 de octubre.

Los expertos, pertenecientes al Equipo de Respuesta Internacional (IRT) y a la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego y Explosivos (ATF) reconstruirán la escena, harán entrevistas y revisarán los desechos para obtener evidencias que puedan esclarecer lo ocurrido.

“El equipo de ATF, compuesto por cerca de 20 miembros, llevará a cabo una investigación de la escena post-explosión, incluyendo una reconstrucción de la escena, entrevistas y revisión de los desechos para obtener evidencias que puedan esclarecer la explosión”, detalló la embajada del país norteamericano.

Agregó que estos trabajarán “en estrecha coordinación” con la Fiscalía, el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional Civil (PNC).

La referida explosión ocurrió en una bodega donde se guardaba pirotecnia y explosivos decomisados por la Policía y “puestos en custodia” militar por los tribunales, además de material que pertenece a empresas privadas en el regimiento de Caballería del Ejército salvadoreño en la localidad de San Juan Opico (noroeste).

GRAN EXPERIENCIA

El equipo investigador está compuesto por “agentes especiales de gran experiencia” en investigaciones de incendios, personal químico forense, oficiales expertos en explosivos, unidad canina para detección de químicos “acelerantes”, entre otros.

La fuente detalló que este equipo ha participado en investigaciones como en la del incendio en el centro penitenciario de Comayagua, Honduras, en el que murieron más de 350 reclusos en 2012, y la explosión de un depósito de municiones en Albania, en abril de 2008, que se saldó con 26 muertos y 400 heridos.

Las autoridades de Defensa salvadoreñas manejan las hipótesis que la explosión inició porque una chispa de soldadura alcanzó los explosivos o por un cortocircuito en la instalación eléctrica.

Las mismas no han detallado la situación de los heridos o si los desaparecidos han sido encontrados.

Fuentes oficiales informaron que las bodegas se guardaba pirotecnia y explosivos decomisados por la Policía y “puestos en custodia” militar por los tribunales, además de material que pertenece a empresas privadas.

Agregaron que los almacenes fueron intervenidos por expertos del Ejército en aproximadamente 12 horas después del incidente.

En el año 2000 unas 55 personas resultaron heridas y 408 casas reportaron daños tras la explosión de una bomba de 227 kilos en un polvorín del Ejército en la capital salvadoreña.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus