•   Fráncfort, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gigante automovilístico alemán Volkswagen (VW) indicó el jueves que la investigación independiente que confió a un gabinete estadounidense de abogados para deslindar responsabilidades en el escándalo de los coches trucados durará "varios meses".

Miembros prominentes del Consejo de Vigilancia de la firma "llegaron a la conclusión de que las investigaciones durarán varios meses", indicó en un comunicado VW.

El grupo, que encargó la investigación al bufete Jones Day, enfrenta procedimientos judiciales en varios países por haber colocado un software que falseaba los datos de emisiones contaminantes.

El grupo anunció que ante la imposibilidad de dar respuesta a las "legítimas" preocupaciones de sus accionistas, decidió aplazar la asamblea general extraordinaria inicialmente convocada para el 9 de noviembre.

"Es irrealista considerar (...) que en unas pocas semanas podríamos dar las legítimas respuestas fundadas que los accionistas pueden esperar", dice el comunicado.

Volkswagen reconoció haber colocado los motores trucados en once millones de vehículos de varias de sus doce marcas (como VW, Audi, Seat y Skoda), para que puedan superar sin problemas los tests antipolución.

La Asamblea preveía elegir jefe del Consejo de Vigilancia al director financiero del grupo, Hans Dieter Pötsch, que sigue siendo el candidato de esa instancia, aunque en los últimos días surgieron cuestionamientos por su proximidad con el expresidente de VW Martin Winterkorn, que dimitió tras el estallido del escándalo.

Llamados a revisión

VW "informará próximamente y de manera regular a sus accionistas" sobre los avances de las investigaciones, promete el comunicado.

Según el mensual Manager Magazin, una decena de ejecutivos han sido suspendidos de sus funciones durante la investigación, por sospechas de participación activa en la comisión del fraude o de haber estado al tanto sin intervenir.

La firma multiplica además los llamados a revisión de coches en Europa.

Unos cinco millones de vehículos de marca VW -en particular de modelos Golf, Passat y Tiguan- deberán ser sometidos a las revisiones. Italia anunció el jueves la revisión de 650.000 coches.

Aparte de los costes de esta gigantesca operación, VW enfrenta una cascada de demandas y de investigaciones judiciales, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Suecia analiza sanciones fiscales, para compensar con impuestos el exceso de emisiones contaminantes.

El cerco judicial pareció aflojarse sin embargo el jueves, cuando la Fiscalía de Brunswick (norte de Alemania) aclaró que no había abierto hasta el momento ninguna investigación específica contra Winterkorn, aunque examinaba las denuncias para determinar si había lugar de hacerlo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus