elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un español, acusado junto a su exesposa de haber drogado y asfixiado a su hija adoptiva china, negó este viernes haber sedado y asesinado a la pequeña, en el juicio que se sigue por el caso en Santiago de Compostela (Galicia, norte).

El periodista Alfonso Basterra, de 51 años, insistió en que "por supuesto que no, bajo ningún concepto" participó en la muerte de su hija Asunta Yong Fang Basterra Porto, de 12 años, cuyo cadáver apareció en septiembre de 2013 en una pista forestal de la localidad de Teo, cerca de Santiago de Compostela.

El jueves, su exesposa Rosario Porto también había negado que matara a la pequeña, a la que ambos habían adoptado en China cuando era un bebé.

En las más de cuatro horas que duró su declaración, Basterra negó que hubiera dado "unos polvos blancos" a su hija, tal como había declarado durante la instrucción.

"El día de mi declaración judicial no estaba bien. Si me hubieran preguntado si soy el hijo del papa Francisco hubiera dicho que sí", se justificó Basterra.

La pareja está acusada de haber suministrado orfidal, un anxiolítico, durante tres meses para acabar el 21 de septiembre de 2013 dándole "una cantidad del medicamento indicado necesariamente tóxica para posteriormente, cuando hiciera efecto, asfixiarla", según la instrucción.

Aunque negó haber administrado el orfidal, Basterra reconoció que compró este medicamento en julio para dárselo a su expareja que sufría episodios de depresión.

El acusado también aseguró que el día de la muerte de su hija no se movió de su casa, salvo por la mañana en que fue a la compra, sin embargo, al mostrarle el fiscal unos mensajes que lo situaban en casa de su exesposa, pese a que lo había negado, acabó afirmando que "yo creo que no, pero igual sí".

Preguntado por su relación con Rosario Porto y como era ella como madre, Basterra aseguró que "Rosario fue la madre que toda niña hubiese deseado tener".

Tras las declaraciones de Basterra y Porto, para los que las acusaciones solicitan unas penas de hasta 20 años de cárcel, el próximo lunes empezarán a testificar ante el tribunal los testigos y peritos involucrados en un caso, cuyos móviles siguen siendo inciertos.

Una hipótesis sobre una herencia de los abuelos maternos, de los que Asunta habría podido ser beneficiaria, fue finalmente descartada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus