•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP Y ACAN-EFE

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) de Guatemala, David de León, dijo ayer a Acan-Efe que el derrumbe que se saldó con al menos 9 muertos “se podría haber evitado”.

De León lamentó esta situación y achacó el desenlace a una “responsabilidad compartida” de instituciones como la municipalidad, que no hace cumplir el Plan de Ordenamiento Territorial, y la propia población, que no atiende a las recomendaciones que alertan del riesgo que supone construir viviendas en barrancos o laderas.

El deslizamiento de tierra se registró sobre las 9:30 de la noche del jueves en El Cambray II, a unos 22 kilómetros de la

capital, en una colonia declarada de riesgo por la propia Conred y hasta el momento se contabilizan 30 muertos, 600 personas desaparecidas, 34 rescatadas, 48 albergadas y unas 125 viviendas dañadas.

Según De León, esta situación se podría haber producido en cualquier lugar, ya que solo en el área metropolitana hay 232 asentamientos considerados “de riesgo”, al estar ubicados en laderas o barrancos, y se calcula que en ellos viven unas 300,000 personas.

El funcionario recordó que Guatemala es un país “multi-amenaza” que se enfrenta, de manera diaria, a multitud de desastres, como terremotos, inundaciones, huracanes o erupciones volcánicas.

Ante esto es necesario tener en cuenta “la variabilidad de riesgo” y ser conscientes de esta situación para intentar prevenirla, tanto por parte de la ciudadanía, que vive una migración “interna hacia la capital” donde “invade los terrenos” que encuentra, como de las autoridades, que deben prestar mayor atención a estos factores. 

Los damnificados por esta “tragedia”, como lo denominó la propia Embajada de Estados Unidos, se cuentan por cientos, y aunque hasta el momento prima el desconcierto, el propio secretario de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Alejandro Maldonado, advirtió que pueden ser más de 500 personas las afectadas.

Era zona de riesgo

La zona en la que se produjo este deslizamiento de tierra ya fue declarada en 2008 de riesgo por la Conred, quien advirtió a las autoridades municipales del peligro que existía en ese lugar por estar ubicado en una ladera.

De acuerdo a un informe de la institución estatal, fechado el 5 de noviembre de 2014, el sector, debido a las crecidas del río Pinula sufridas durante varios años, sufría “socavación y erosión en terrenos y viviendas”.

Entre las recomendaciones, instaba a la municipalidad de Santa Catalina Pinula a considerar la reubicación de la comunidad afectada “parcial o totalmente” en lugares que reunieran “condiciones aptas para viviendas”.

Entre los peores desastres

En el caso de mantener la comunidad, agrega el escrito, se debe tomar en cuenta que las viviendas ubicadas al borde del caudal “deben ser reubicadas” y el resto tienen que estar sujetas a un monitoreo constante.

El informe exhortaba también a restringir el paso de vehículos pesados por el sector, proteger las cañerías de agua que estaban al descubierto o “conservar” las laderas.

Este es uno de los mayores desastres que se registran en Guatemala en la irregular época lluviosa de 2015, que se inició en mayo pasado. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus