•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un cura polaco que confesó su homosexualidad este sábado, un día antes del sínodo sobre la familia, escandalizó al Vaticano, que decidió suspenderlo enseguida de sus funciones.

La actitud del cura, que primero hizo su anuncio a través de dos periódicos, es “muy grave e irresponsable”, afirmó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

“Evidentemente, monseñor (Krysztof Olaf) Charamsa no podrá seguir desempeñando sus funciones precedentes en la Congregación para la Doctrina de la Fe”, añadió Lombardi en un comunicado.

El religioso polaco, de 43 años, era secretario de una comisión teológica internacional en el seno de esa congregación, un organismo dependiente del Vaticano que se encarga de vigilar el respeto del dogma católico.

LA VÍSPERA

El anuncio sentó especialmente mal en la Santa Sede, ya que tuvo lugar un día antes de un importante sínodo sobre la familia, en el que se abordará la cuestión de la homosexualidad.  

“La elección de hacer una declaración tan impactante un día antes de la apertura del sínodo (sobre la familia) es muy grave e irresponsable, porque intenta someter la asamblea sinodal (de los obispos) a una presión mediática injustificada”, lamentó Lombardi.

El Vaticano precisó que los superiores jerárquicos de su diócesis deberán decidir si conserva su estatuto de cura, algo que se antoja poco probable, después de que Charamsa reconociera que tiene pareja.

El hombre que provocó todo ese revuelo apareció luego ante la prensa en un restaurante de Roma, con una actitud serena. “Salgo del armario y estoy feliz”, declaró Charamsa, sonriente, junto a su pareja.

“Quiero decirle a mi Iglesia que rechazo y denuncio la exasperante homofobia ambiental. Abre los ojos al sufrimiento de las personas homosexuales, a su deseo de amor”, declaró, vestido con su sotana.

Su pareja, un catalán llamado Eduardo, lo abrazó después de estas declaraciones y dijo sentirse “orgulloso de él”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus