•   Ciudad de Panamá, Panamá|  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Jóvenes que participan en un programa oficial de reinserción de pandilleros en Panamá han entregado a las autoridades de forma voluntaria 253 armas de fuego desde agosto del año pasado, informó hoy una fuente oficial.

El coordinador nacional del programa, Abelardo Muñoz, indicó que además de estas, en los próximos meses se espera una nueva entrega de parte de jóvenes que ingresarán al programa, denominado Barrios Seguros y que tiene hasta la fecha a 4.098 participantes.

La primera consignación de armas de fuego se realizó en agosto de 2014 en un cuartel policial de la periferia este de ciudad de Panamá (en San Miguelito), donde se destruyeron 136 armas, en su mayoría revólveres calibre 38, escopetas calibre 12, pistolas nueve milímetros y dos fusiles Ak-47 que estaban en poder de expandilleros, de acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública.

Hasta la actualidad se recabaron otras 65 en el corregimiento de El Chorrillo (centro de la capital), 19 en Colón, 17 en San Miguelito, 5 en Panamá Oeste, 4 en la provincia de Chiriquí y 2 en la provincia de Veraguas.

El coordinador del programa Miguel Justiniani informó además que se reunió la semana pasada con jóvenes de otros distritos, quienes entregaron seis armas de fuego.

Muñoz explicó que cuando se conforma un grupo de Barrios Seguros, se exige un compromiso de fe para que los jóvenes que tienen armas las entreguen a la Policía Nacional.

El Programa Barrios Seguros empezó en julio de 2014.

En la actualidad cuenta con 4.098 participantes, de los cuales mil 500 culminaron los cursos vocacionales y 500 han ingresado al mercado laboral en los proyectos del Gobierno y en empresas privadas.

Con este programa, que cuenta con un presupuesto de 7 millones de dólares, los jóvenes expandilleros completan su formación con cursos técnicos y de desarrollo humano, aumentando así sus posibilidades de encontrar empleo.

Según ha apuntado el coordinador de la iniciativa, Muñoz, el 10 % de los jóvenes abandona el programa y regresa al mundo delictivo.

El Gobierno de Panamá atribuye a este y otros programas de seguridad una reducción cercana al 20 % en el número de asesinatos cometidos en 2015 respecto a los de 2014.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus