•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades de socorro continuaron ayer las labores de búsqueda de las 350 víctimas de un deslizamiento de tierras que arrasó el pasado jueves con un asentamiento cercano a la capital y que ha provocado, al menos, 87 muertos.

El encargado del puesto de control de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en el lugar, Sergio Cabañas, indicó que reanudaron la búsqueda ayer domingo tras suspender el sábado a última hora las labores para garantizar la seguridad de los trabajadores ante las lluvias, tal y como lo hizo el viernes en la noche.

Según el último reporte de la Fiscalía guatemalteca, un total de 87 personas han sido encontradas sin vida, y de ellas varias están sin identificar porque algunos restos se encuentran en muy mal estado y puede ser necesario recurrir a pruebas de ADN.

En cambio, la Conred, que maneja datos más lentamente por cumplir con todos los protocolos oficiales, informó la noche del sábado, a la hora de suspender la búsqueda, de que eran 69 fallecidos, 34 rescatados con vida, casi 200 personas alojadas en albergues y 2.500 evacuadas.

De los  fallecidos, 33 están identificados (22 adultos y 11 menores de edad, entre ellos dos gemelos de 3 meses y uno de 4 meses); y de los 36 sin identificar -algunos solo restos humanos-, 11 son menores y 25 adultos.

En el lugar de los hechos, El Cambray II, del municipio de Santa Catarina Pinula, trabajan unas 667 personas “capacitadas”, divididas en cinco sectores para facilitar las labores de búsqueda, así como se emplean decenas de vehículos motorizados.

En la zona cero, a la que se ha impedido el acceso de todo personal ajeno a las instituciones, empezaron a trabajar el domingo un equipo de rescatistas mexicanos que llegó ayer por la noche a Guatemala y que está compuesto por 69 profesionales y unos 16 binomios caninos.

Anoche se cumplirán las 72 horas de búsqueda establecidas en el protocolo internacional, y aunque la decisión de continuar la búsqueda depende de las instituciones implicadas, fuentes de la Conred dijeron a Acan-Efe que lo más probable es que se continúe porque “hay voluntad”.

Esta es la mayor catástrofe natural de 2015, un hecho que obligó a las autoridades a declarar, el pasado viernes, alerta naranja a nivel nacional y roja municipal. 

Solidaridad papal

El papa Francisco expresó ayer su solidaridad a los afectados por los deslizamientos de tierra que se han producido en Guatemala y que han provocado 87 muertes y la desaparición de 350 personas.

“Permanezco cercano a las poblaciones duramente afectadas y (les traslado) mi solidaridad”, dijo tras el rezo del Ángelus mariano, ante cientos de fieles y turistas que se congregaron como cada domingo en la plaza de San Pedro.

Por el momento las autoridades guatemaltecas han localizado sin vida a 85 personas tras el alud que arrasó el jueves un asentamiento cercano a la capital.

Dos días después de la considerada como mayor catástrofe nacional de este año descartan hallar a más sobrevivientes entre las 350 que siguen desaparecidas.

La tragedia ocurrió el jueves por la noche en El Cambray II, del municipio de Santa Catarina Pinula, a escasos 20 kilómetros de la capital guatemalteca. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus