•   Atlanta, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

Doce países del Pacífico, incluidos Chile, México y Perú, sellaron un acuerdo para crear la mayor zona de libre comercio del mundo impulsada por Estados Unidos y Japón.

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) tienen como meta marcar las reglas del comercio e inversiones del siglo XXI y presionar a China, ajena al pacto, a seguir esas reglas.

“Tras cinco años de intensas negociaciones, alcanzamos un acuerdo que creará empleos, impulsará el desarrollo sostenible, fomentará un desarrollo inclusivo y promoverá la innovación en la región Asia-Pacífico”, dijo el representante comercial de Estados Unidos Michael Froman.

Los países que cerraron el acuerdo para el TPP representan juntos el 40% de la economía mundial: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

Presión a China

El TPP “refuerza nuestras relaciones estratégicas con nuestros socios y aliados en una región que será vital en el siglo XXI”, dijo Obama en un comunicado.

“Con más de 95% de nuestros potenciales clientes viviendo fuera de nuestras fronteras no podemos dejar que China escriba las normas de la economía mundial”, añadió.

Las negociaciones para el que se considera el tratado comercial más ambicioso jamás creado, se cerraron ayer en Atlanta (Estados Unidos), con el fin de las diferencias entre Estados Unidos y Japón y pese a que aún resta la compleja aprobación en los Parlamentos de los doce países firmantes.

Los obstáculos

Tras maratonianas jornadas de negociación, el acuerdo superó los últimos obstáculos para crear una zona libre de aranceles. Estos obstáculos versaban sobre el acceso a los mercados de productos lácteos y la nueva generación de biomedicinas.

Las cuotas agrícolas, la automoción, las leyes de propiedad intelectual y los plazos de patentes farmacéuticas eran algunas de las áreas que más ha constado cerrar entre una docena de países, cuyos fundamentos económicos difieren profundamente.

No obstante, ahora el TPP debe superar la aprobación del Congreso de Estados Unidos, que tras la aprobación de la “vía rápida” para la tramitación de tratados comerciales esta primavera pasada, puede aprobar o rechazar pero no enmendar el acuerdo.

Un importante número de legisladores demócratas se opone al acuerdo, pese a que el Congreso cuenta con mayoría de la oposición republicana, que se inclina por dar luz verde a esta nueva área de libre comercio en las orillas del Océano Pacífico.

Aplausos y críticas

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto celebró que el Acuerdo de Asociación Transpacífico traerá más inversiones y más empleos para los mexicanos, tras calificarlo como un "acuerdo de vanguardia con el que México fortalece su integración comercial con el mundo".

También Chile se declaró “satisfecho” con el cierre de las negociaciones que resguardaron “todas la sensibilidades del país”, afirmó el canciller chileno Heraldo Muñoz.

Sin embargo, la organización ecologista Amigos de la Tierra Internacional advirtió que el TPP supone “una amenaza para las personas y el planeta”.

El coordinador de justicia económica de la organización, Sam Cossar-Gilbert, denunció que el acuerdo “favorece garantías para inversiones corporativas por encima de las garantías para la naturaleza".

  • 5 años de negociaciones tomó el Acuerdo Estratégico de Asociación Económica (TPP).
  • 18 mil gravámenes de varios países a productos de EE.UU. serán eliminados con el acuerdo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus