•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Guardia Costera de EEUU anunció la suspensión este miércoles de la búsqueda de sobrevivientes del naufragio del carguero "El Faro", lo que esfumó la posibilidad de hallar con vida a alguno de los 33 tripulantes del barco hundido por el huracán Joaquín.

"Hemos decidido que suspenderemos la búsqueda al atardecer" del miércoles, anunció el capitán Mark Fedor de la Guardia Costera, en rueda de prensa en Jacksonville, Florida (sureste de EEUU).

"Siempre es doloroso tomar la decisión de suspender una búsqueda. En este caso particular, buscábamos a colegas marineros. Buscábamos a miembros de la familia extendida de los guardacostas", dijo Fedor, al indicar que uno de los guardacostas tenía un hermano en el barco, que las autoridades creen que naufragó el jueves de la semana pasada.

Ese día, el carguero de bandera norteamericana con 28 estadounidenses y 5 polacos a bordo envió un mensaje satelital cuando perdió propulsión e hizo agua. Ese fue el último contacto con el barco.

La Guardia Costera activó la búsqueda por agua y por mar, pero hasta el momento sólo pudo encontrar los restos de una persona dentro de un traje de supervivencia, así como un bote salvavidas dañado y numerosos restos del barco esparcidos por el mar.

"Hicimos todo lo que pudimos", afirmó Fedor, quien señaló que hasta el sábado las labores de rescate se vieron entorpecidas por el mal tiempo por el huracán Joaquín, un poderoso ciclón que llego a tener categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson de máximo 5 con vientos sobre 215 km por hora.

Fedor dijo que la Guardia Costera sostuvo una "conmovedora" reunión con los familiares antes de la rueda de prensa para anunciarles la suspensión de la búsqueda.

Condiciones pavorosas

Las autoridades creen que "El Faro" naufragó cerca de su última ubicación conocida, en las cercanías de Crooked Island, Bahamas, y por eso los socorristas concentraron ahí sus esfuerzos, señaló Fedor. La Guardia Costera recorrió una extensa área de más de 172,000 millas náuticas cuadradas.

Pero decidió suspender los esfuerzos dadas las escasas posibilidades de encontrar a alguien con vida.

"En aguas cálidas, una persona puede sobrevivir por 4 o 5 días. Eso en condiciones normales, pero si (la tripulación) abandonó el barco" en medio del huracán el jueves, soportaron vientos destructivos, olas de 15 metros y cero visibilidad, dijo Fedor.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, en inglés) de EEUU comenzó su investigación, para conocer entre otras cosas por qué "El Faro" zarpó y no se desvió de una ruta que lo llevó directo al huracán.

"Nuestro objetivo es no solo averiguar qué pasó, si no por qué pasó, para asegurar que no vuelva a ocurrir jamás", dijo en la rueda de prensa la vicepresidenta de NTSB, Bella Dinh-Zarr.

Dinh-Zarr advirtió que apenas "estamos en la parte temprana de al investigación", que podría durar meses.

La NTSB espera trabajar sobre el terreno de 7 a 10 días y la prioridad es encontrar el grabador de información de viaje (Voyage Data Recorder, VDR), una especie de caja negra que puede brindar más información sobre lo ocurrido.

El aparato una vez entra en contacto con el agua, comienza a enviar señales mientras dura la batería, por unos 30 días. Las autoridades no han tenido aún señales del VDR.

"Asumiendo que localicemos la embarcación, el VDR podría ser retirado de la embarcación y elevado a la superficie", dijo Dinh-Zarr.

Ayuda a los allegados

La empresa propietaria del barco de bandera estadounidense, Tote Maritime, reiteró este miércoles que colaborará con las indagaciones.

"Continuaremos dando nuestro apoyo hasta el último minuto", dijo a periodistas el presidente de Tote Maritime, Anthony Chiarello, quien garantizó que la empresa adoptará cualquier recomendación que le hagan las autoridades.

"Aunque la búsqueda haya terminado, nuestro apoyo y compromiso con los familiares y amigos (de las víctimas) no ha finalizado no lo hará", dijo Chiarello.

El huracán que desató su furia sobre "El Faro", Joaquín, se degradó este miércoles a tormenta tropical sobre aguas abiertas del Atlántico Norte, y se espera que se disipe en los próximos días, informó el estadounidense Centro Nacional de Huracanes.

El huracán dejó destrozos en las Bahamas y daños menores en las Bermudas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus