•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El número de víctimas mortales por un alud que arrasó la semana pasada unas 125 viviendas al este de la capital guatemalteca, aumentó ayer a 208, mientras otras 150 personas siguen desaparecidas.

“Fiscales que trabajan en la zona reportan un total de 208 cuerpos recuperados”, indicó a los periodistas la vocera del Ministerio Público (Fiscalía), Julia Barrera.

En un informe anterior dado este mismo miércoles por las autoridades, la cifra de muertos era de 191.

Julio Sánchez, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios y vocero del puesto de comando de rescate en el lugar del siniestro, dijo a la AFP que unos 150 guatemaltecos siguen desaparecidos.

La tragedia ocurrió la noche del jueves pasado cuando el deslave de tierra sepultó casas en la aldea Cambray II en el municipio de Santa Catarina Pinula, 15 kilómetros al este de la capital.

Área inhabitable

El socorrista comentó que el área del desastre fue declarada inhabitable, pero aún no han decidido si el lugar permanecerá como cementerio debido al número de víctimas que quedaron soterradas.

En tanto, la Fiscalía General anunció el inicio de investigaciones para sentar las responsabilidades de la tragedia.

“Donde se dieron los lamentables hechos, el Ministerio Público (Fiscalía) ha estado presente y además se han iniciado las investigaciones correspondientes, a cargo de la Fiscalía municipal de Santa Catarina Pinula”, dijo a los periodistas la fiscal general, Thelma Aldana.

La coordinadora residente del sistema de las Naciones Unidas en Guatemala, la francesa Valerie Julliand, no descartó este miércoles que la tragedia tenga origen en actos de negligencia y corrupción por parte de las autoridades.

Suspenden rescate

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, anunció que el Gobierno se hará cargo, “directamente”, de la construcción de nuevas viviendas para los afectados por el alud.

El mandatario aseguró que la decisión adoptada implica que no se harán “contratos ni adjudicaciones a empresas”, sino que a través de la cooperación de todos los ministerios se procederá a la construcción.

Por el momento, no se ha determinado en qué terrenos se ubicarán los nuevos hogares de los cientos de damnificados, de los que todavía no hay una cifra oficial.

Buscan evitar que la tragedia se repita

ACAN-EFE
Panamá • Las alianzas público-privadas que involucren a diversos actores sociales son la vía para fortalecer la reducción de riesgo de desastres y evitar tragedias como la registrada la semana pasada en Guatemala, donde un alud sepultó una comunidad y causó centenares de muertos y desaparecidos.

El rol de los gobiernos municipales además es “preponderante” a la hora de construir comunidades resilientes, es decir, capaces de superar sin mayores traumas perturbaciones provocadas por fenómenos naturales.

En ello coincidieron ayer en Panamá el jefe de la oficina regional de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Ricardo Mena, y el secretario ejecutivo del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (Cepredenac), Roy Barboza.

“Es lamentable que un hecho que pudo ser prevenido haya ocurrido y causado tantas muertes”, dijo Mena a Acan-Efe, en referencia a la tragedia.

  • 368 personas permanecen en albergues. Los recursos para la construcción viviendas procederían de cooperación internacional.
  • 2.59 millones de dólares destinará el Gobierno de Guatemala para atender a los damnificados del alud en El Cambray II.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus