•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, garantizó hoy el pago de los subsidios sociales instituidos por su Gobierno, independientemente de la bajada de los precios del petróleo y a pesar de que esta repercute directamente sobre el precio del gas, en el que se sustenta la economía boliviana.

"Esos bonos, rentas, están garantizados gracias a la política económica del pueblo boliviano, no se elimina ningún bono o renta porque bajó el precio (del crudo)", aseguró el mandatario durante la entrega de un subsidio en especie para mujeres embarazadas en la ciudad de El Alto, vecina a La Paz.

Morales destacó la fuerte "base económica" de Bolivia y dijo que a diferencia de lo que se hace en Europa, no recortará las políticas sociales, aunque reconoció que el desplome de los precios del barril de petróleo sí afecta a la economía boliviana, cuyo pilar son las ventas de gas a Brasil y Argentina.

El precio del gas boliviano se fija en función de los precios del petróleo, por lo que la caída de estos influye directamente en los ingresos que percibe el país por la exportación de gas.

Entre los principales subsidios instituidos por Morales desde que llegó al poder en 2006 figuran el bono "Juancito Pinto" para prevenir el abandono escolar, el "Juana Azurduy" para mujeres en estado de gestación y la "Renta dignidad" para ancianos sin otros ingresos.

El "Subsidio prenatal universal" que inauguró este jueves el presidente boliviano consiste en la entrega de productos alimenticios por valor de 300 bolivianos (unos 42,5 dólares) a mujeres embarazadas sin seguro médico a corto plazo, durante los últimos cuatro meses de la gestación.

Durante el acto de entrega, Morales pidió a las beneficiarias que no revendan los productos y que si alguno no les sirve, que lo regalen a otras personas.

"Reciben una buena cantidad y están vendiendo. Si les sobra, regálenlo, ¿cómo (lo) van a vender?", lamentó el mandatario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus