•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta Dilma Rousseff defenderá su rendición de cuentas en el Congreso, dijo este jueves su jefe de gabinete, después que la auditoría rechazara los gastos de 2014 y alentara a la oposición, que busca iniciarle un juicio político.

“Es una guerrera y opera muy bien justamente en las dificultades”, dijo Jaques Wagner en una esperada conferencia de prensa en Brasilia.

El Tribunal de Cuentas (TCU) de Brasil rechazó el miércoles la rendición del gobierno en el ejercicio 2014, señalando que se habían maquillado los números para mejorar el resultado fiscal y que habían detectado distorsiones en la administración de fondos por hasta 106,000 millones de reales (27,390 millones de dólares al cambio actual).

Órgano que asiste al Congreso y que fiscaliza las cuentas de otros poderes del Estado, el TCU también detectó retrasos en los pagos del gobierno a entidades financieras públicas destinadas a planes sociales, obligándolas a usar recursos propios, lo que está vedado por la ley de responsabilidad fiscal que no permite que la banca pública conceda créditos al Tesoro.

“La presidenta hubiese preferido que el análisis del tribunal acabara de otra forma, pero encaró la decisión con respeto; entiende que ya hemos dado vuelta a esa página y ahora vamos a dar la batalla en el juicio, que será hecho por el Congreso”, añadió Wagner.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus