•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un juez de Arkansas, en el sureste de Estados Unidos, suspendió este viernes ocho ejecuciones en ese estado, en momentos de gran controversia nacional por las inyecciones letales administradas a condenados a muerte.

Los ocho condenados, de los cuales dos tenían fecha de ejecución para el 21 de octubre, habían exigido ante la Justicia saber cuáles iban ser los productos mortales que se le iban a inyectar.

Consultado por la AFP, el juez Wendell Griffen, estimó en su decisión que no se le pueden ocultar a los presos las sustancias que les serán inyectadas y ellos están en todo su derecho de pedir un tiempo para examinar el protocolo de inyección que se le sería aplicado.

En 2014 Oklahoma estuvo en el centro de todas las miradas luego de que Clayton Lockett, condenado a muerte por asesinato, violación y secuestro, agonizara durante 43 minutos antes de morir y se le pudiera ver retorciéndose de dolor durante su prolongada ejecución.

Estados Unidos es el único país occidental que mantiene la pena de muerte y sólo este año ha ejecutado a 22 personas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus