•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La enfermera británica que contrajo y se curó del virus del ébola hace ocho meses y medio se encuentra en estado "crítico" por una "complicación tardía inusual" del virus, informó el miércoles un hospital de Londres.

"Es con tristeza que anunciamos que el estado de salud de Pauline Cafferkey se ha deteriorado y es ahora crítico", indicó el hospital en un comunicado.

"Pauline está siendo tratada por el ébola en la unidad de aislamiento del hospital Royal Free", agregó.

Cafferkey contrajo la enfermedad en Sierra Leona, donde trabajaba para la organización caritativa Save the Children, y fue tratada con un medicamento antiviral experimental y con plasma sanguíneo de alguien que se había curado de la enfermedad.

El 24 de enero de 2015 los médicos certificaron su "completo restablecimiento".

Sin embargo, la enfermera de 39 años fue transferida el viernes al hospital Royal Free desde un hospital de Glasgow (Escocia), donde había ingresado tres días antes porque se sentía mal.

Su recaída provocó la ira de su familia, que sostiene que los médicos podían haberla detectado antes. La enfermera vio a un médico de guardia, en Glasgow el lunes por la noche, que la envió a casa pese a que ella le explicó que había padecido la enfermedad hacía unos meses.

"Mi familia y yo creemos que (los médicos) desaprovecharon una gran oportunidad de acertar en el diagnóstico", dijo la hermana de la enfermera, Toni Cafferkey, al periódico Sunday Mail.

Las autoridades sanitarias escocesas se defendieron este miércoles: "revisamos el trato dispensado en el servicio de guardia del Hospital Victoria y tenemos la seguridad de que la gestión del caso de Pauline Cafferkey y las decisiones clínicas que se tomaron fueron totalmente apropiadas".

Ante la posibilidad de que se haya producido un contagio, las autoridades vigilan a 58 personas que estuvieron en contacto con la enfermera.

Según el diario The Guardian, la víspera de su ingreso en el hospital de Glasgow visitó una escuela primaria para hablar a los niños sobre su trabajo en África.

Su recaída es, según el doctor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, el segundo caso de reactivación del ébola.

"El virus del ébola puede subsistir ocasionalmente durante varios meses en ciertos tejidos de los supervivientes. El riesgo de transmisión por parte de estos individuos parece muy bajo, pero, con tantos sobrevivientes en el oeste de África, existe el riesgo de que se desencadene una nueva epidemia", estimó el profesor John Edmunds, de la Escuela de higiene y medicina tropical de Londres.

La última epidemia que asoló el oeste de África es la más grave desde que se identificó el virus en 1976, causando la muerte a 11,312 personas desde diciembre de 2013.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus