•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Texas ejecutó este miércoles a un hombre que mató a un oficial de policía en la puerta de un club en 2001: es la décimosegunda persona en ser ejecutada en Estados Unidos en lo que va del año.

Licho Escamilla, de 33 años, murió por una inyección letal en una prisión de Huntsville a las 18H31 locales (23H31 GMT), informó Jason Clark, del departamento de Justicia de Texas.

Escamilla, que tenía 19 años cuando tuvo lugar el crimen, estaba siendo buscado por otro asesinato cuando se vio envuelto en una reyerta en el aparcamiento de un club.

El oficial de policía, Kevin James, que se encontraba fuera de servicio, recibió un disparo mortal cuando él y otro funcionario intentaban mediar en la pelea.

Escamilla mostró pocos remordimientos durante el juicio, según los presentes.

La Corte Suprema estadounidense se negó a revisar el caso y la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas no accedió al indulto.

Esta muerte por inyección letal es la número 24 del año en Estados Unidos y la número 12 en Texas, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus