•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El polémico proyecto de ley que pretendía regular la profesión de periodista y restringirla a extranjeros fue retirado este jueves del Congreso panameño tras las fuertes críticas de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y del propio presidente del país, Juan Carlos Varela.

El proponente del proyecto, el diputado oficialista Juan Moya, informó en su cuenta de Twitter que envió una carta al presidente de la comisión parlamentaria que iba a iniciar las primeras discusiones del anteproyecto, para retirarlo.

"Es mi deseo que el mismo (anteproyecto) sea retirado del orden del día", dice Moya en una carta enviada al presidente de la comisión de Comunicación y Transporte, Héctor Valdés Carrasquilla, y que el propio Moya publicó en la red social.

Moya, del mismo Partido Panameñista (derecha) del que es presidente el mandatario Varela, manifestó que la retirada del proyecto de ley que él mismo presentó en julio se dio por "múltiples razones", aunque no entró en detalles.

Varela había expresado hace días que no iba a sancionar ninguna propuesta que "restrinja las libertades de información y expresión" y aseguró que la iniciativa de Moya era "aislada" del oficialismo.

El anteproyecto fue calificado este mes por la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, que se reunió en Carolina del Sur (Estados Unidos), como "espantoso" y una "terrible mordaza" a la libertad de expresión que "retrotraería al país a oscuras épocas de censura", en caso de aprobación.

El proyecto de ley

Según Moya, su iniciativa buscaba mejorar las condiciones salariales de los periodistas locales, pero establecía penas de hasta cinco años de cárcel por ejercer la profesión "ilegalmente".

El proyecto obligaba a que una comisión decidiera quién era o no apto para ejercer como periodista y establecía fuertes restricciones para los extranjeros que quisieran ser periodistas en Panamá.

Los extranjeros sólo podían solicitar a esa comisión, conformada por periodistas, docentes y funcionarios, un permiso máximo de dos años "siempre que se compruebe que no existe un nacional que pueda ocupar dicho puesto", decía el proyecto.

La iniciativa, propuesta por el Colegio Nacional de Periodistas (Conape) y por el sindicato del ramo, fue rechazada también por la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Panamá, cuyo presidente, Luis Blanco, la calificó de "retroceso" porque violaría la Convención Americana de Derechos Humanos y los principios básicos de libertad de expresión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus