•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

Cinco personas murieron la madrugada del sábado cuando su vivienda en el centro de Honduras quedó tapada a causa de un deslizamiento de tierra producido por fuertes lluvias, que también provocaron derrumbes que interrumpieron el paso en la principal carretera del país, informaron los organismos de socorro.

"Lamentablemente han perdido la vida cinco personas en la aldea El Junco de la Palma (unos 120 km al norte de la capital), donde un soterramiento generó que una vivienda se viniera abajo", afirmó a radio Globo el jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Moisés Alvarado.

El funcionario indicó que los muertos, cuyos cuerpos fueron rescatados, son una mujer embarazada de 24 años, su esposo de 28 y tres hijos de 3, 4 y 7 años, respectivamente.

Alvarado añadió que los aguaceros que caían desde la tarde del viernes dejan otros derrumbes en la misma zona, en las cercanías de Siguatepeque, donde también quedó interrumpido el paso en el km 98 de la carretera más importante del país, que comunica a la capital con San Pedro Sula.

El cuerpo de bomberos dijo en un comunicado que en tres barrios de la ciudad de Siguatepeque se inundaron siete viviendas, de las que fueron evacuadas 60 personas, mientras que en la ciudad de La Esperanza, 180 km al noroeste de la capital, desalojaron a otras 20 personas de diez casas inundadas.

En la capital, de un millón de habitantes y donde 300.000 personas residen en zonas propensas a derrumbes e inundaciones, llovió casi toda la noche pero no se registraron daños, según los bomberos.

El estatal servicio de pronósticos advirtió que las lluvias continuarán hasta el domingo.

Las lluvias arreciaron en Honduras desde fines de septiembre después de una prolongada sequía que echó a perder los cultivos de granos en el llamado Corredor Seco del Pacífico de Centroamérica.

La sequía se prolongó a causa del fenómeno climático El Niño trastornando la temporada lluviosa que normalmente se inicia a fines de mayo y termina en noviembre.

Decretan alerta roja en norte hondureño

La Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (Copeco) declaró ayer “alerta roja”, que implica evacuación en regiones de tres departamentos del norte del país por la crecida de ríos a causa de las lluvias, que ya han dejado cinco muertos en la zona central.

La alerta, en coordinación con la Comisión para el Control de

Inundaciones en el Valle de Sula y la Dirección de Recursos Hídricos de la Secretaría de Ambiente, rige para las partes bajas de municipios aledaños al río Ulúa en los departamentos de Cortés, Yoro y Alántida, indicó la Copeco en una declaración.

El río Ulúa, que nace en el occidente, donde las precipitaciones son más fuertes, es el más caudaloso del país y hoy su caudal ha subido y provocado inundaciones en las partes bajas.

Alerta amarilla

Las lluvias, producto de fenómenos naturales en el Caribe,

afectan la mayor parte del territorio hondureño desde el jueves.

La Copeco también ha declarado alerta amarilla (preventiva) en el municipio de El Rosario, departamento central de Comayagua, donde el viernes, en la comunidad de El Junco, un deslizamiento soterró una vivienda en la que murieron cinco personas, tres niños y sus padres.

Otra alerta preventiva rige para los departamentos de Comayagua y Francisco Morazán. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus