•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los musulmanes de Alemania, en su mayoría de origen turco anticipan importantes cambios en su comunidad con la llegada de centenares de miles de refugiados árabes. Una diversificación juzgada positiva por los expertos, si bien no descartan un riesgo de un auge islamista.

La integración llevará su tiempo y tendrá que superar diversos obstáculos, afirma una experta del islam en Alemania, que pone como ejemplo la oración de los viernes.

“La mayoría de los sermones son en turco”, para los refugiados sirios encontrar una mezquita en la que puedan participar plenamente será difícil en un primer momento, explica a la AFP Yasemin el Menouar, de la Fundación Bertelsmann. 

La comunidad musulmana alemana de cuatro millones de personas herencia de la historia industrial del país está compuesta en dos tercios por personas de origen turco. Explica la investigadora.

“La influencia turca sigue siendo fuerte incluso hoy en la segunda y tercera generación”, agrega.

Designados por Turquía

Más de 900 mezquitas son administradas por el Ditib (Unión de Asuntos Culturales Turco-Islámicos) de estrecha relación con la secretaría turca de Asuntos Religiosos.

Ese organismo, que accedió a la demanda de una entrevista formulada por la AFP, es uno de los interlocutores privilegiados de las autoridades alemanas para todos los asuntos que tienen que ver con la tercera religión del país.

Desde hace más de 30 años los imanes de esas mezquitas son designados directamente por Turquía.

Los imanes, que en su mayoría no hablan alemán difunden sobre todo la cultura turca. Muy lejos de lo que pueden ser las necesidades de los refugiados sirios o iraquíes.

Oportunidad al Islam

“Ahora tendrán que abrirse a los musulmanes provenientes de otras regiones del mundo”, dice Yasemin el Menouar.

Es una oportunidad para “el islam en Alemania que va a ganar en diversidad”, dice por su parte el profesor Muhanad Khorchide, de la Universidad de Münster (oeste).

En todo caso la comunidad musulmana va a tener un espectacular crecimiento, ya que sobre los 800,000 refugiados que Alemania va a acoger en 2015 un 80% son musulmanes, según el Consejo Central de Musulmanes de Alemania (ZMD).

Más de 161,000 sirios viven en Alemania y la cantidad va a seguir aumentando.

Hay quienes se inquietan de una posible radicalización de los refugiados poco familiarizados con los valores occidentales provenientes de un país donde la homosexualidad es un crimen y donde no existe la igualdad hombres-mujeres.

Reclutamiento

Jóvenes radicales salafistas estarían intentando “reclutar” entre los migrantes desorientados, pero el Ministerio del Interior afirma que la proporción, muy pequeña, no es para nada alarmante.

Los servicios de inteligencia alemana calculan que hay unos 7,900 salafistas en Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, no cesa de exigir que los refugiados respeten los principios del estado de derecho.

“A los que vienen a nuestro país les decimos desde el primer día: aquí hay leyes y reglas de vida comunes que ustedes deben respetar”, declaró recientemente al diario alemán Bild.

Para Khorchide, el desafío mayor es la integración de los jóvenes refugiados en búsqueda de identidad.

“Si se los deja al margen de la sociedad, si no se les aporta rápidamente el sentimiento de que son bienvenidos, existe el riesgo de que sean atraídos por los salafistas o los ambientes radicales”, analiza Korchide.

En cambio, Yasemin el Menouar  relativiza ese peligro en la medida en que muchos de los refugiados se fueron de Siria para escapar al Estado Islámico.

710,000 migrantes en nueve meses

Más de 710,000 migrantes entraron en la Unión Europea entre el 1 de enero y 30 de septiembre de este año, anunció este martes Frontex; La Agencia Europea de Vigilancia de Fronteras. 

“El número total de migrantes que cruzaron las fronteras exteriores de la Unión Europea en los nuevos primeros meses del año superó los 710,000”, indicó Frontex en un comunicado.

“Las islas griegas del mar Egeo fueron las más afectadas por una presión migratoria masiva”, añadió. 

Sin embargo, la cantidad de entradas bajó levemente en septiembre con relación de agosto con 170,000 contra 190,000 un mes antes.

“Las islas griegas, en particular Lesbos, siguen sufriendo una presión migratoria masiva, con 350,000 entradas registradas entre enero y septiembre”, indicó el comunicado.

Esas cifras son diferentes a las del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

El Acnur considera que desde comienzos del año 600,000 migrantes ingresaron a la Unión Europea a través del mar Mediterráneo de los cuales 450,000 a través de Grecia.

En tanto, Frontex señaló que “al menos 3,103 personas” murieron o desaparecieron en el intento de cruzar el Mediterráneo.

En vistas al Consejo Europeo del 15 y 16 de octubre Frontex aboga por una mayor cooperación en la Unión Europea para destinar más efectivos a proteger las fronteras exteriores de la UE.

Los estados “deben comprender que en vez de desplegar centenas de policías en sus fronteras nacionales es más útil enviarlos a la frontera exterior”, dijo el director de Frontex, Fabrice Leggeri.

La semana pasada, Frontex exhortó a los miembros de la UE a poner a su disposición 775 guardias fronterizos para hacer frente a la “presión migratoria”.

 

  • 3,103 personas se estima que han muerto en el mar Mediterráneo, tratando de llegar a Europa.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus