elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Techos de casas perforados y carros calcinados con más de una docena de balazos son las huellas que dejó la caza militar contra el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán en la sierra de Durango (norte), donde ahora hay poblados desolados y un misterioso rancho fuertemente custodiado.

No hay ni un alma en varios poblados de Tamazula: después de haber vivido momentos de terror, todos sus habitantes huyeron despavoridos hasta la ciudad más cercana, Cosalá (Sinaloa), a través de sinuosos caminos de terracería en los que pastaban vacas abandonadas. 

Sólo en la remota comunidad de El Limón hay elementos de la Marina Armada, asegurándose de que nadie se acerque al rancho.

El comienzo

Según los vecinos desplazados, fue aquí donde el pasado 6 de octubre los marinos empezaron a balear casas desde helicópteros en un operativo que luego se extendió a otros poblados de la Sierra Madre Occidental.

Al querer entrar a la propiedad, cercada con cadenas con púas, un equipo de la AFP fue interceptado por tres marinos que, apuntándoles con rifles, inquirieron a gritos quién les había autorizado a llegar hasta allí.

Poco después, un superior grabó en video a los reporteros y les explicó que tenía instrucciones de no dejar pasar a nadie porque ese rancho estaba “intervenido”.

El misterio de este rancho, al que las autoridades no dejan pasar ni siquiera a vecinos, sólo incrementa los interrogantes sobre lo que pasó durante el intenso operativo de caza contra el jefe del cártel de Sinaloa, que se fugó en julio de una prisión en el centro de México dando un duro golpe al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin especificar cuándo o cómo se produjeron los hechos, fuentes del gobierno han confirmado que fuerzas especiales persiguieron a Guzmán en una zona entre Durango y Sinaloa y que el capo resultó herido en el rostro y la pierna al caer mientras huía.

¿Denuncias?

Sin embargo, el gobierno negó que atacara a la población y la Marina reiteró el domingo que respetó “estrictamente” los derechos humanos.

La Marina aseguró en un comunicado que “no ha recibido notificación oficial alguna en relación a denuncias”, y subrayó que “permanecerá en la sierra de Durango y Sinaloa”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus