•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos 80 jefes de Estado y Gobierno, entre ellos Barack Obama, Dilma Rousseff y Xi Jinping, confirmaron su asistencia a la cumbre de diciembre (COP 21) que negociará en París un pacto global contra el cambio climático, anunció el canciller francés este martes.

Laurent Fabius dijo en declaraciones a la prensa que para la apertura del evento el 30 de noviembre Francia ya recibió "80 respuestas positivas", incluyendo la de los presidentes de Estados Unidos, Brasil, China, Sudáfrica y los primeros ministros de India y Canadá.

Francia, que presidirá la conferencia en que se espera alcanzar un acuerdo histórico para limitar el calentamiento global, invitó a los dirigentes de los Estados que participan en las negociaciones sobre el clima.

"Hemos tomado la decisión, junto a (el presidente) François Hollande, de invitar a los jefes de Estado el primer día, y no al final como ocurrió en Copenhague, porque eso tuvo dos consecuencias: los negociadores esperaron a los jefes de Estado para concretar y los jefes de Estado no resolvieron nada", explicó Fabius.

Francia quiere por lo tanto que los responsables políticos den un impulso desde el principio de la conferencia, añadió.

Antes de esta cumbre, que debería poner fin a años de negociaciones internacionales, se celebrará una reunión interministerial entre el 8 y el 10 de noviembre en París, "para impulsarla".

En Copenhague en 2009, en que se buscó un acuerdo mundial, 110 jefes de Estado y de gobierno llegaron para apoyar en forma urgente a los negociadores, empantanados en las discusiones. Sin embargo, su presencia en las últimas 48 horas no les permitió superar la situación.

Seis años más tarde, Francia prepara la COP21 con "el fantasma de Copenhague" planeando, por lo que intenta un método diferente, movilizando intensamente sus redes diplomáticas y comprometiendo a los líderes políticos desde antes en el proceso.

Tras cuatro rondas de conversaciones, este año en Ginebra y Bonn, bajo la égida de las Naciones Unidas, los países dieron vida el viernes pasado a un proyecto de acuerdo muy imperfecto, muy largo y que contiene opciones numerosas y a veces contradictorias.

 'Base para las negociaciones'

"Tenemos un nuevo texto para las negociaciones que consta de 51 páginas", subrayó Fabius, quien no obstante dijo que "el ideal habría sido un proyecto de texto con pocos asuntos por resolver".

"Pero, hubo en Bonn discusiones profundas y tenemos una base de negociaciones para París", se congratuló. El jefe de la diplomacia gala citó entre los aspectos en los que se ha progresado un mecanismo para rever al alza los compromisos sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como la ayuda a los países del sur por parte de los desarrollados.

Los compromisos actuales para reducir las emisiones de estos gases, responsables de un calentamiento a una velocidad hasta ahora inédita, ponen al planeta en camino hacia un aumento de unos 3°C más respecto a la era preindustrial, lo que provocaría desarreglos climáticos de gran envergadura.

"En todo caso, es mejor que los 4, 5 o 6°C de una situación catastrófica si nada se hace", subrayó Fabius, pero "esto debe ser revisado al alza" para limitar el calentamiento a +2°C, objetivo de la comunidad internacional.

Para preparar la COP21 al más alto nivel, se prevé la mencionada preCOP a nivel ministerial en París entre el 8 y 10 de noviembre.

En total, 155 países sobre 195 ya manifestaron su compromiso. Una preocupación 'a priori' es el eventual anuncio de Arabia Saudita, puesto que Riad es reticente a encarar un mundo sin energías de origen fósil. ünico integrante del G20 que no lo ha hecho

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus