AFP
  •   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

China puso fin ayer a la política del hijo único, al autorizar a todas las parejas a tener dos, en una decisión histórica que reclamaban demógrafos y economistas para frenar el envejecimiento de la población y estimular la economía.

La decisión fue tomada “para promover el equilibrio en el desarrollo” y “dar respuesta al envejecimiento de la población”, indicó un comunicado del Partido Comunista Chino (PCC) leído en la televisión pública CCTV.

La medida llega dos años después de que el país comunista flexibilizara su política, permitiendo tener dos hijos a parejas en las que uno de sus miembros también es hijo único.

El fin de la política de limitar nacimientos --muy criticada por sus excesos, en particular los abortos forzados-- era esperado, ante la multiplicación de los llamamientos de expertos y de centros de investigación oficiales.

DESDE LOS AÑOS 70

La iniciativa fue tomada durante la quinta sesión plenaria del Comité Central del PCC, que se terminó este jueves, tras cuatro días dedicados a adoptar el 13º plan quinquenal (2016-2020).

“¡Está muy bien!”, dijo a la AFP Xiao Meng, una funcionaria de 26 años que se acaba de casar. “Ahora podré decidir en función de mi situación personal, profesional y familiar si voy a tener uno o dos hijos”, aseguró.

China empezó a aplicar esta política a finales de los años 1970 para frenar la enorme natalidad de la época, estimulada durante años por el fundador del régimen, Mao Zedong (1949-1976).

El resultado ha sido el enorme envejecimiento de la población y un gran desequilibrio entre hombres y mujeres, a menudo en zonas rurales donde los hijos varones son ampliamente preferidos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus