•   EL Escorial, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco recordó hoy a la comunidad internacional el "imperativo legal" de todos los países de combatir la trata de seres humanos y la explotación sexual de mujeres y niños, una nueva esclavitud y un "verdadero crimen contra la humanidad".

Así lo manifestó en una carta remitida a los miembros del Grupo Santa Marta, creado en 2014 a iniciativa del Pontífice e integrado por policías y representantes de la Iglesia de unos cuarenta países del mundo para luchar contra la explotación sexual.

Debe su nombre a la residencia de su promotor, el papa Francisco, y tras la reunión que el año pasado mantuvo en Londres, España acoge este segundo encuentro en la localidad madrileña de El Escorial, donde hoy y mañana los participantes debaten sobre las medidas policiales y sociales encaminadas a erradicar esta lacra.

En su misiva Francisco destaca la tarea decisiva a la que está llamado el Grupo Santa Marta para erradicar esta nueva esclavitud.

Contará con la agenda para 2030 aprobada por Naciones Unidas, que ha planteado como uno de sus objetivos poner fin a las nuevas formas de esclavitud, entre ellas la trata de seres humanos.

Se refiere el papa a su intervención el pasado 25 de septiembre ante la ONU en Nueva York, donde aseguró que el mundo reclama de todos los gobernantes pasos concretos que venzan el fenómeno de la exclusión social, de la que derivan la trata, los tráficos de drogas y armas, el terrorismo y otras lacras.

Insta a los miembros del Grupo Santa Marta a que estén cerca de las víctimas y las acompañen en su camino para recuperar su dignidad y libertad, así como a que liberen a las víctimas y desenmascaren a los traficantes.

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, calificó la trata de "llaga", una lacra que sufren decenas de millones de personas, un "flagelo atroz" de una "esclavitud moderna" y ante la que la Iglesia no puede permanecer "inactiva" ni en silencio.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, dijo que en las sociedades occidentales muchas personas se han acostumbrado a esa fenómeno "y no reparan el infierno" en el que viven las víctimas de la trata, e indicó que el trabajo policial no es suficiente, porque es necesaria también la "implicación activa y comprometida de la sociedad civil".

La trata - añadió - es una criminalidad trasnacional y, por eso, solo puede abordarse con la colaboración internacional, poniendo el acento en los países de origen para cortar ya allí la captación de las víctimas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus