•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un avión ruso con 224 personas a bordo se estrelló hoy en la península del Sinaí en Egipto, donde los equipos de rescate buscan supervivientes entre los restos del siniestrado Airbus-321.

Según la Embajada rusa en Egipto, todos los pasajeros del avión son ciudadanos rusos, incluidos 17 niños, así como los siete miembros de la tripulación, mientras el Ministerio de Sanidad egipcio informó de que aún no puede ofrecer un saldo de víctimas, ni muertos ni heridos.

Al parecer, el avión descendió de manera brusca poco después de despegar de la localidad turística de Sharm el Sheij, en la costa egipcia, por lo que el piloto pidió a la torre de control permiso para realizar un aterrizaje de emergencia.

El avión, que perdió contacto con los radares 23 minutos después del despegue con destino a la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, se estrelló al sur de la ciudad egipcia de Al Arish, capital de la provincia del Norte de Sinaí.

[Relacionada: No hay supervivientes del avión ruso que se estrelló en Egipto]

Los equipos de rescate ya han podido encontrar las cajas negras del aparato, que se ha localizado en una zona montañosa de difícil acceso, informó la televisión estatal egipcia.

El Airbus se partió en dos al colisionar, aunque testigos oculares dijeron que el motor del avión ya estaba ardiendo antes de que se precipitara contra la tierra.

El aparato pertenecía a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), que realiza habitualmente vuelos chárter y fue fundada en 1993 con base en el aeropuerto moscovita de Domodédovo.

El avión tenía más de 18 años de servicio y fue antes operado por las aerolíneas turca Onu Air y la libanesa Middle East Airlines.

Según informa la agencia oficial RIA Nóvosti, los tripulantes del avión llevaban varias semanas quejándose de problemas en los motores del aparato.

Al respecto, el ministro de Transporte ruso, Maxim Sokolov, dijo que había recibido la confirmación oficial de la catástrofe de la parte egipcia, pero que aún es pronto para hablar sobre las causas de la tragedia hasta la conclusión de la investigación internacional.

Lo que sí confirmó Sokolov es que el avión tenía en regla el certificado de vuelo y estaba autorizado para efectuar vuelos internacionales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus