•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Papa Francisco declaró ayer que “la mujer debe ser cuidada y ayudada” en el ámbito laboral y denunció la situación de aquellas que son despedidas cuando informan en la empresa de que están embarazadas.

“Es decisivo tener una especial atención hacia la calidad de vida laboral de los empleados, el recurso más precioso de una empresa (...) Pienso particularmente en las trabajadoras”, señaló el pontífice argentino.

Y prosiguió: “El reto es proteger al mismo tiempo su derecho a un trabajo plenamente reconocido y a su vocación de maternidad y de presencia en familia”.

El Papa cuestionó las veces que se ha escuchado el testimonio de una mujer que ha sido despedida al quedarse embarazada.

“¿Cuántas veces hemos escuchado a una mujer que habla con el jefe y le dice: ‘Tengo que informarle de que estoy encinta’, y él responde: ‘A partir de final de mes no trabajas más’”, refirió.

Ética económica

El papa Francisco hizo estas declaraciones durante un encuentro con miembros de la Unión Cristiana de Dirigentes Empresariales, en la que defendió la necesidad de proteger las empresas, consideradas por el Pontífice como “un bien de interés común”, que necesita adoptar una ética que sitúe en el centro de la economía al ser humano y a la comunidad.

“A este cuidado están llamadas, en primer lugar, las instituciones, pero también los empresarios, los economistas, las agencias financieras y bancarias y todos los sujetos involucrados, que deben actuar con competencia, honestidad y sentido de la responsabilidad, la economía necesita una ética para su correcto funcionamiento”, fustigó el Pontífice.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus