•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La guerra interna del papa Francisco contra la corrupción, el despilfarro y la inercia que reinaban en el Vaticano, cuando fue entronizado en 2013, aparecen reveladas este miércoles en un nuevo libro que ha generado controversia.

“Sin exagerar podemos decir que buena parte de las cuentas están fuera de control. Es un hecho”, reconocía el Papa argentino el 13 de julio del 2013 en una reunión reservada con un grupo de obispos y cardenales, según las conversaciones transcritas en el libro “Vía Crucis” de Gianluigi Nuzzi, presentado a la prensa.

“Tenemos que ser más claros con las finanzas de la Santa Sede, ser más transparentes”, reitera Francisco en la grabación realizada en secreto por uno de los asistentes y entregada a Nuzzi.

“Si no sabemos cómo cuidar el dinero, algo que se puede ver, ¿cómo podemos cuidar las almas de los fieles, que no se ven?”, comenta el Papa con su original estilo.

Ante el grupo de estrechos colaboradores, entre los cuales figuran el sacerdote español y la mujer laica que fueron detenidos el lunes por orden de la justicia Vaticana, el Papa se queja de los mecanismos a través de los cuales se han multiplicado los costos internos para la gestión de la maquinaria central, la Curia Romana.

Hacen trucos

“Algo pasa, hacen trucos”, se lamenta el Papa. “Si un presupuesto se duplica de 100 a 200 por ejemplo. ¿Por qué? ¿Qué pasó? Pues no se paga, no se paga”, dice el Papa que llega a pedir siete veces que no se paguen las obras cuyos costos se elevan inexplicablemente. 

“Cla-ri-dad”, pide el pontífice, que recordó una anécdota de cuando era provincial de los jesuitas en Argentina y descubrió que el 60% de los fondos de la orden que habían sido invertidos en el banco terminaban en una fábrica de armas. “¡Hay que vigilar las inversiones!”, reiteró.

La guerra

El libro retrata la “guerra” en el Vaticano, el ostracismo y la inercia contra las reformas que Francisco quiere introducir para acabar con la mala gestión y los privilegios, sobre todo de los cardenales, los “príncipes de la Iglesia”, que alojan en cómodos apartamentos, mientras el Papa reside en solo 50 metros cuadrados.

La publicación incluye también fotografías tomadas la noche del 30 marzo del 2014 con el robo de documentos de la comisión encargada de estudiar las reformas, la caja fuerte violada, los armarios expoliados.

“Dejaron solo las cartas de Michele Sindona, un clásico gesto de intimidación”, sostiene Nuzzi, al referirse al caso del banquero italiano con conexiones con el Vaticano y la mafia siciliana, envenenado fatalmente en una prisión en 1986. 

Chaouqui acusa a cura de grabar al Papa

Francesca Chaouqui, acusada junto con el sacerdote Lucio Ángel Vallejo Balda de haber filtrado documentos confidenciales del Vaticano, afirma que fue el cura español quien grabó conversaciones privadas del Papa, según publicó ayer el periódico La Repubblica.

“Fue monseñor Balda quien hizo las grabaciones del papa Francisco, yo no sabía nada”, explicó la publicista italiana.

Chaouqui, quien fue detenida el fin de semana en el Vaticano y luego liberada cuando decidió colaborar con la justicia, asegura que tiene las pruebas de la implicación de Vallejo.

“Fue él mismo el que dio a escuchar una grabación a los miembros de la Cosea”, la comisión creada para estudiar la estructura económica y administrativa de la Santa Sede, de la que ambos formaron parte.

Chaouqui afirma en La Repubblica que estuvo implicada en el caso a petición del sacerdote, que fue amigo suyo y que la había recomendado para formar parte de la comisión.

Sin embargo, tras la publicación de la entrevista, la publicista denunció en su página Facebook que el periodista había utilizado declaraciones suyas sin su acuerdo.

Los arrestos del fin de semana coinciden con la publicación de extractos de dos libros de próxima publicación, que revelan la presunta mala gestión y el despilfarro de las finanzas del Vaticano, a partir de los documentos de Vallejo.

Estas revelaciones dan a conocer presuntas malversaciones de fondos que habrían permitido a algunos cardenales vivir lujosamente con dinero destinado a los niños enfermos y a otras obras de caridad.

Entre tanto, la Santa Sede comunicó ayer que el Vaticano abrió una investigación sobre operaciones financieras realizadas por el banquero italiano Giampietro Nattino y ha pedido por ello la ayuda de las autoridades suizas e italianas.

“La oficina del promotor de Justicia (fiscal), a raíz de un informe de la Autoridad de Información Financiera, en el mes de febrero de 2015 comenzó una investigación relativa a las operaciones de compraventa de títulos y transacciones realizadas por el señor Giampietro Nattino”, comunicó la Santa Sede.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus