•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuando el presidente cubano, Raúl Castro, llegue este jueves en avión a México para su primera visita de Estado, cientos de sus compatriotas habrán cruzado por tierra la frontera sur tras un extenuante y peligroso viaje por Sudamérica y Centroamérica buscando el sueño americano.

Más de un millar y medio de cubanos ha llegado a México sólo en octubre, en una creciente ola migratoria que en los últimos meses “sorprendió” a las autoridades locales ya que se convirtió en la nacionalidad que “ha tenido el salto más alto de todos”, reconoció a la AFP el director general de Control y Verificación Migratoria de México, Mario Madrazo.

Parte del fundamento de esta ola, que estalló especialmente a partir de mayo y tendrá su espacio en la reunión entre Castro y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto el viernes, es el temor de los isleños a perder las facilidades de entrar sin visa y refugiarse en Estados Unidos con el restablecimiento de las relaciones con Cuba.

Jóvenes, familias con niños y hasta ancianos cubanos abarrotan desde hace semanas la estación migratoria en Tapachula, Chiapas (sureste), donde llegaron cruzando en balsas el río Suchiate desde Guatemala.

De enero a septiembre de este año, llegaron a Estados Unidos 27,296 cubanos, un 78% más que en el mismo periodo del año anterior, según cifras oficiales estadounidenses obtenidas por el Pew Research Center.

En estos primeros nueve meses, dos tercios de los emigrantes cubanos (18,397) llegaron a Estados Unidos por Laredo, en la frontera con Tamaulipas, 66% más que en el mismo periodo del año anterior.

Unos 6,500 cubanos se han presentado ante la autoridad migratoria mexicana entre enero y septiembre, el triple que para todo el año pasado.       

Por siete países

Pisar suelo mexicano es ya un éxito para los cubanos después del recorrido maratónico que suelen empezar en Ecuador, el único país latinoamericano --a excepción de pequeñas islas caribeñas-- que no les solicita visa.

En Quito fue donde el pasado 6 de octubre empezó la travesía de Yordan Acosta, un veterinario de La Habana de 32 años, que el martes llegó a Tapachula.

Durante un mes, él y otros once amigos cubanos cruzaron en carro Ecuador, atravesaron Colombia, viajaron en lancha hasta Panamá, agarraron varios buses por Costa Rica, Nicaragua y Honduras hasta llegar a Guatemala y, finalmente, a México. 

“En el camino ha habido muchos problemas, la policía está aliada con los maleantes y te piden mucho dinero y te quieren robar”, explica por teléfono a la AFP Yordan, calculando que entre los trayectos y las ‘mordidas’ ya gastó más de 2,000 dólares.

Pero todo es poco para sacar adelante a su mujer, su hija de 5 años y su bebé recién nacido, que se quedaron en la isla.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus