•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cardenal Tarsicio Bertone, exsecretario de Estado del Vaticano, denunció ayer las “calumnias” contenidas en dos libros con documentos secretos de la Santa Sede en relación con diversos gastos que se le atribuyen.

“Es una vergüenza, no sé cómo defenderme”, declaró al diario “Corriere della Sera” el cardenal en relación con los datos publicados sobre el costo de renovación del apartamento en el que reside.

La residencia de Bertone, datos de cuyo costo y dimensiones ya fueron objeto de polémica hace unos meses, fue reformada con un costo de 300,000 euros que el cardenal asegura pagó de su bolsillo.

“En cuanto al apartamento que me fue asignado de acuerdo con el papa Francisco y los superiores del Governatorato, se me comunicó que ese año no había dinero en el presupuesto para la reestructuración y que debería sufragar los gastos”, explica Bertone.

Con sus ahorros

El cardenal añade que el Governatorato (Gobierno de la Ciudad del Vaticano) le envió las facturas para que afrontara el pago y que las saldó con dinero de su cuenta.

“Pagué con mis ahorros por un apartamento que no es de mi propiedad y que quedará en el Governatorato”, alega el exsecretario de Estado.

“No vivo en el lujo”, responde Bertone al ser preguntado por cómo se compara con el Papa, que reside en un apartamento de 50 metros cuadrados en la Casa Santa Marta, dentro del Vaticano.

Según el cardenal, el apartamento en el que él reside mide 296 metros cuadrados y no los 500 o más que se mencionan en los libros “Via Crucis”, de Gianluigi Nuzzi, y “Avarizia”, de Emiliano Fittipaldi, que salieron ayer a la venta y que presentan documentos secretos del Vaticano.

Desconoce gastos

Añade que con él vive “una comunidad de tres monjas que me ayudan. También hay una secretaria que el Santo Padre me concedió para escribir las memorias de tres papas, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Hay una biblioteca, el archivo, habitaciones para todos...”.

El cardenal Bertone asegura desconocer que haya facturas relacionadas con la reforma de su apartamento pagadas por la Fundación Niño Jesús, entidad vaticana de asistencia médica a niños y niega que autorizara que aquella sufragara la renovación de su residencia.

Tampoco dice conocer que esa fundación pagará un desplazamiento en helicóptero en el que Bertone viajó en 2012 para asistir a la inauguración de un centro del Niño Jesús en la región italiana de Basilicata y que según los libros mencionados, costó 24,000 euros.

Sacerdote arrestado está bien

El sacerdote español Luis Ángel Vallejo Balda, detenido el pasado 2 de noviembre por la filtración de documentos secretos del Vaticano, “está bien” y recibe “buen trato”, según fuentes diplomáticas.

Un diplomático de la legación española ante el Vaticano visitó ayer durante unos 30 minutos a Vallejo Balda, como “expresión de la protección del Estado” a un ciudadano español, dijeron a Efe esas fuentes.

El encuentro se produjo en una sala del Cuartel de la Gendarmería vaticana y fue a petición de la Embajada española, agregaron las fuentes.

Vallejo Balda se encuentra detenido en las mismas dependencias en las que permaneció arrestado Paolo Gabriele, que fue mayordomo del papa Benedicto XVI  y condenado a 18 meses de prisión por el robo y difusión de documentos del pontífice en lo que se conoció como el escándalo “Vatileaks”.

La de ayer es la primera noticia que se tiene del estado del sacerdote español, tras cuya detención el pasado fin de semana la Santa Sede no ha dado hasta el momento información sobre dónde se encuentra ni sobre el procedimiento abierto contra él por la justicia vaticana.

Entre tanto, los lectores italianos podían adquirir desde ayer los dos polémicos libros que con material clasificado describen las tensiones e irregularidades financieras que el papa Francisco se encontró al comienzo de su pontificado.

Se trata de “Via Crucis” (Editorial Chiarelettere), escrito por el encargado de abordar el escándalo “Vatileaks” en 2012, Gianluigi Nuzzi, y “Avarizia” (Editorial La Feltrinelli), de Emiliano Fittipaldi.

Los dos volúmenes tomaron posición este jueves en las estanterías de las librerías romanas, expuestos a viandantes y compradores que, en los últimos días han asistido a la revelación y divulgación de estos secretos en los medios de comunicación.

Uno de esos compradores, Michele Marsili, adquirió los dos libros y los mostró a Efe con cierta indiferencia porque, aunque aseguró ser un apasionado de las intrigas vaticanas, consideró que “no aportarán nada nuevo que la Curia no haya hecho ya en los dos últimos milenios».

“He seguido todos estos hechos y todo el clamor que han suscitado. No es nada que la Iglesia no haya hecho en miles de años. Ha pasado por escándalos que ya se han convertido en un modo de actuar”, opinó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus