•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras años de años de vacilaciones, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el viernes que rechaza el controvertido proyecto del oleoducto Keystone XL entre Canadá y Estados Unidos, al tiempo que confirmó su participación en la conferencia del clima en París.

Al tomar al fin esta decisión, seis años después de la primera solicitud de permiso de parte del grupo canadiense TransCanada, Obama marcó la actitud de Estados Unidos a un mes de la conferencia sobre el clima en París (COP21), que busca alcanzar un acuerdo mundial para frenar el aumento de la temperatura del planeta.

El proyecto, de unos 1,900 km de longitud -de los cuales 1,400 en Estados Unidos-, buscaba transportar el petróleo de las arenas bituminosas desde Alberta, Canadá, hasta el centro de Estados Unidos, en Nebraska, de donde iba a ser distribuido a las refinerías del país en el golfo de México.

A lo largo de los años, este caso se había convertido en emblema de la división ideológica en Estados Unidos entre demócratas y republicanos sobre temas de energía y medio ambiente.

“El Departamento de Estado decidió que el proyecto Keystone XL no es de interés nacional para Estados Unidos “, dijo Obama en la Casa Blanca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus