•   Acapulco, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Doce personas murieron, entre ellas dos menores, durante un enfrentamiento a balazos en una pelea de gallos, mientras que otras cuatro fallecieron en un ataque en una cancha de fútbol de barrio en el violento estado mexicano de Guerrero (sur), informaron el lunes autoridades.

Uno de los enfrentamientos ocurrió el domingo en la noche en el municipio de Cuajinicuilapa, en la llamada Costa Chica de Guerrero, durante una popular feria que en los pueblos mexicanos se conoce como palenque, donde se apuesta en peleas de gallos.

Tras un altercado entre dos hombres, se desató un tiroteo que provocó caos y terror entre los asistentes del palenque lo que, según la fiscalía de Guerrero, dejó 12 muertos -entre ellos dos menores- y cinco heridos.

"Los lesionados fueron llevados por Cruz Roja Mexicana" a un hospital cercano "mientras que algunas personas fallecidas fueron levantadas por sus familiares minutos antes de que arribaran los grupos de seguridad para llevarlos a sus domicilios", dijo previamente a la AFP un jefe policíaco que pidió el anonimato y que había reportado la muerte de diez personas, entre las cuales un menor de 12 años.

Cuajinicuilapa, con una importante población afromestiza, se ubica a 206 km del puerto de Acapulco y es de las pocas poblaciones de la región en la que la violencia del narcotráfico no es frecuente.

En tanto, en un populoso barrio del turístico balneario de Acapulco, también se registró el domingo un ataque armado al término de un partido de fútbol en un torneo de vecinos.

Mientras los jugadores aún estaban en la cancha después del partido, hombres armados llegaron al lugar y asesinaron a cuatro hombres que acababan de jugar el cotejo y tres más resultaron heridos, informó la Policía municipal.

En el lugar se hallaron casquillos de rifles de asalto AR-15, de escopetas de asalto y de pistolas calibre .38 súper.

Continúa búsqueda en fosas

Con la presencia de varias células del narcotráfico, Guerrero registra uno de los índices más altos de homicidios relacionados con el crimen organizado en el país y es la región en la que el año pasado desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Tras la tragedia de los 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014, salió a la luz la existencia de diversas fosas clandestinas en cerros que rodean a Iguala, la ciudad en la que los jóvenes fueron brutalmente atacados por policías e integrantes del crimen organizado antes de desaparecer.

Poco después de que estallara el caso de Ayotzinapa, familiares de unas 425 personas desaparecidas en los últimos años en Iguala se unieron para buscar fosas en las que pudieran estar enterrados sus seres queridos.

Un nuevo hallazgo tuvo lugar el domingo tras una búsqueda en el municipio de Tijerilla, a 6 km de Iguala, donde el comité de familiares halló, cavando con picos y palas, una tibia y un peroné de un cadáver atados con una cuerda, dijo a la AFP Mario Vergara, uno de los miembros del comité de los "Otros Desaparecidos".

El comité asegura haber hallado, hasta ahora, 105 cadáveres en fosas clandestinas de los cuales 13 han sido identificados y 11 entregados a sus familiares.

Guerrero, el mayor productor de amapola de México y donde se encuentran importantes rutas de trasiego de droga, es uno de los estados más pobres de México.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus