•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Fuera Uber, piratas": con esa consigna a voz en cuello cientos de taxistas bloquearon en Uruguay el hotel en el que la empresa estadounidense Uber se disponía a capacitar a conductores que buscan asociarse al servicio, constataron periodistas de la AFP.

La fila de taxis se pierde de vista en una calle céntrica de Montevideo frente al alojamiento que la firma había reservado para recibir a los interesados en formar parte de su red de transporte.

Pero la gremial del taxi bloqueó la zona con sus vehículos. Además, los trabajadores liderados por sus dirigentes, coparon el lobby del hotel señalando que se anotarían para pedir trabajo a la polémica empresa.

"Son piratas. (...) Ellos se vinieron a quedar con el trabajo formal", denunció ante periodistas el presidente del gremio de taxistas Oscar Dourado. "Dejaron sin trabajo a los taxistas de España, Alemania, México", afirmó.

"Vamos a quedarnos acá esperando a que nos contraten", señaló Dourado antes de partir a una reunión con el ministro de Trabajo, Víctor Rossi, a la que fueron convocados -según indicó- durante la misma protesta.

En las calles, las pancartas colocadas a considerable altura atadas a los árboles rezan "Fuera Uber".

Un mediador de la policía intentó dialogar con los taxistas pidiéndoles que desalojaran el hotel para conversar fuera del recinto, pero se negaron.

"No salimos", fue el grito del centenar de choferes agolpados en el lugar.

"Nos quedamos sin trabajo", lanzó uno. "Estamos pidiendo trabajo", replicó otro. "Yo no conozco al señor Uber", terminó un tercero.

Uber tenía previsto realizar cursos en la jornada del viernes, pero según Dourado la iniciativa no prosperó. "El curso se frustró, no vinieron los profesores", ironizó dirigiéndose a sus compañeros, al tiempo que les pedía calma.

Consultado por periodistas, Dourado se mostró contrario a cualquier tipo de alternativa que pueda implicar el funcionamiento de Uber en Uruguay.

"Las experiencias en otras ciudades fueron ruinosas para la familia del taxi", esgrimió.

Sobre el argumento de la firma norteamericana que señala que abre un mayor abanico de opciones para los usuarios, sostuvo: "Sabemos que no es así. Es una nueva experiencia, por eso le venimos a pedir trabajo", para saber cómo es trabajar "sin pagar impuestos, sin pagar seguros de accidente, sin pagar permisos".

Desembarco polémico

Ya un departamento (provincia) de Uruguay prometió sancionar a los "socios conductores" de Uber.

La alcaldía de Canelones (sureste) "advierte a los 'aspirantes a socios conductores' de la plataforma tecnológica Uber, que el servicio de transporte de personas y sus respectivas tarifas en Uruguay está 100% regulado y por lo tanto se verán expuestos a las fiscalizaciones correspondientes".

"Se aplicarán no solo las multas por la violación de la normativa sino también el retiro de las chapas matrículas de los vehículos", indicaron las autoridades la semana pasada en un comunicado en su página de internet.

Fue la primera advertencia explícita que se producía en Uruguay tras la convocatoria lanzada por Uber en Twitter a interesados en asociarse como conductores a esta red de transporte en común, que genera polémica alrededor del mundo.

El servicio permite que particulares ofrezcan traslados a través de una aplicación para celulares, y pone los pelos de punta a las compañías de transporte establecidas.

La intendencia de Montevideo, la capital, también analiza la cuestión desde el punto de vista legal, y el intendente (alcalde) Daniel Martínez ya adelantó en buena medida su tesitura de que Uber no debería funcionar sin regulación previa. Esta semana se reunió con representantes de la empresa.

Uber, que asegura actuar en 342 ciudades de 63 países, replica que el servicio es "perfectamente legal" y que muchas ciudades han adoptado regulaciones para adaptarse a su aparición.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus