•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La investigación sobre los atentados yihadistas que el viernes dejaron 129 muertos en París ya permitió identificar a cinco kamikazes y pronunciar dos inculpaciones, en medio de operativos policiales de gran envergadura en Francia y Bélgica.

Según el presidente francés François Hollande, los atentados fueron "decididos en Siria" y "preparados en Bélgica, con complicidades francesas".

¿Quiénes son los kamikazes identificados?

Tres individuos se hicieron saltar con explosivos cerca del Estadio de Francia, durante un partido amistoso Francia-Alemania, Uno de ellos era Bilal Hadfi, un francés de 20 años residente en Bélgica. Cerca del cuerpo de otro de los suicidas se encontró un pasaporte sirio, a nombre de Ahmad al Mohammad, de 25 años.

Esa operación genera interrogantes: ¿por qué los yihadistas activaron sus cinturones explosivos en las inmediaciones del estadio durante el partido, con saldo de un muerto aparte de ellos mismos, y no a la salida del encuentro, cuando hubieran podido provocar una masacre?

Otros tres yihadistas murieron en el ataque de la sala de conciertos Bataclan.

Entre ellos figuraba Samy Amimour, de 28 años, oriundo de los alrededores de París. Ya había sido inculpado en un caso relacionado con actividades terroristas, después de haber intentado viajar a Yemen, y tenía captura internacional recomendada, tras haber ido a Siria hace dos años. Los investigadores se preguntan cómo consiguió volver a Francia sin hacerse notar. La policía francesa interrogaba a tres de sus allegados.

Otro integrante del comando del Bataclan fue identificado como Omar Ismail Mostefai, un francés de 29 años.

Siete de sus allegados fueron interrogados, y dos de ellos inculpados este lunes, por "atentado terrorista y participación en actividades de un grupo terrorista".

En el tercer comando, con toda probabilidad el que llevó a cabo las ejecuciones a mansalva en cafés y restaurantes, fue identificado Brahim Abdelsam, un francés de 31 años, residente en Bélgica. Se hizo saltar en el bulevar Voltaire, del este de la capital. Queda por entender igualmente por qué lo hizo en un lugar aislado.

La policía francesa llevó a cabo la madrugada del lunes decenas de allanamientos, sobre todo en Bobigny, un suburbio del norte de París, en busca de lugares podrían haberse alojado algunos miembros del comando.

La base belga 

La policía se interesa en las actividades de dos hermanos de Brahim Abdeslam.

Uno de ellos es Mohamed Abdeslam, que fue liberado en Bruselas tras ser sometido a un interrogatorio.

El segundo es Salah Abdeslam, de 26 años, con captura recomendada pero que hasta ahora sigue prófugo.

La policía belga llevaba a cabo el lunes un importante operativo en el barrio Molenbeek de Bruselas, considerado como una importante base de los yihadistas en Europa, donde se alojaron varios de los autores de los atentados de París.

La justicia belga inculpó este lunes a dos dos sospechosos, por presunta implicación en los ataques de la capital francesa.

¿Qué conexión con Siria?

Los temores de los servicios antiterroristas, sobre todo en Francia y Bélgica, se centran desde 2012 en los yihadistas que transitaron por Siria, donde la organización Estado Islámico (EI) controla gran parte del territorio.

Ese era el caso de Samy Amimour y probablemente de Omar Mostefaï, fichado como elemento radical en 2010 y que habría vivido en Siria entre 2013 y 2014. La misma sospecha pesa sobre Bilal Hadfi, según una fuente relacionada con la pesquisa.

¿Regresaron a Europa con instrucciones precisas? ¿Y cuál es el historial de sus cómplices?

En cuanto al pasaporte sirio hallado junto al estadio de Francia, queda por verificar su autenticidad. Pero se sabe que las autoridades griegas habían controlado y tomado en octubre las huellas dactilares de una persona llamada Ahmad al Mohammad, a quien se le pierde el rastro en Croacia.

¿Quién dio la orden?

Los investigadores se interesan igualmente en las actividades de Abdelhamid Abaoud, un belga de 28 años, considerado como el cerebro de dos atentados frustrados en enero en la localidad belga de Verviers. Su implicación en los atentados de París "es una hipótesis seria", señala una fuente cercana al caso.

Abaoud, residente en Siria, podría ser un miembro sumamente activo del EI. Vivió en el barrio de Molenbeek y estaba en contacto con por lo menos uno de los hermanos Abdeslam.

¿Qué complicidades?

Los autores de los atentados tenían armas, incluidos tres fusiles de asalto kalashnikov hallados el domingo con tres cargadores llenos y once vacíos en un coche Seat en las afueras de París.

Los cinturones de explosivos fueron fabricados forzosamente por un artificiero. ¿Figura éste entre los muertos¿ Los especialistas de la lucha antiterrorista lo dudan.

Fallas en el intercambio de informaciones

La cooperación entre servicios de inteligencia es uno de los puntos débiles de la lucha antiterrorista en Europa y los yihadistas lo saben: el EI recomendó a sus comandos europeos atentar en países vecinos a los suyos, donde tienen mayores posibilidades de pasar desapercibidos.

La investigación sobre el atentado frustrado en el tren Thalys ya había hecho palpables esas fallas en el intercambio de informaciones.

Según una fuente cercana a las investigaciones, Salah Abdeslam y Bilal Hadfi estaban prontuariados en Bélgica. ¿Por qué los franceses no lo sabían? Preguntas similares se plantean sobre el regreso de Siria de Amimour.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus